como limpiar la plata Unsplash

¿Necesitas limpiar tus joyas de plata?: Estos trucos te ayudarán a dejarlas como nuevas

  • Por Monserrat Saavedra

La plata es un metal noble que con el tiempo se oscurece y opaca. Esto se debe a que se sulfura. Y aunque muchos dicen que la plata se oxida, lo que realmente sucede es que reacciona con el azufre que se encuentra en el aire en forma de sulfuro de hidrógeno, por lo que se vuelve negra.

¿Cómo la puedo limpiar? 

Existe una variedad de trucos que te podrán ayudar a la limpieza de este elemento. Uno de los más usados, es el bicarbonato, este ingrediente puede ser utilizado en una variedad de formatos para poder obtener el mejor resultado.

Primero, si lo mezclas con un poco de vinagre blanco, aproximadamente una cucharada disuelta en 1/4 de taza de líquido, tienes una mezcla en la que puedes simplemente dejar remojando la plata. Deja que los químicos actúen y luego debes limpiar y secar con un paño suave.

 

Bicarbonato de sodio
Unsplash

Otra opción es, remplazar el vinagre por papel aluminio. Para esta técnica, debes forrar un recipiente con este papel de cocina, luego colocarle agua hirviendo, la suficiente para sumergir la plata. Coloca los objetos adentro, echa dos cucharadas o 20 gramos de bicarbonato. Deja que transcurran unos minutos y luego solo debes limpiar con un trapo limpio y seco.

En caso de que ya no quede bicarbonato de sodio, siempre puedes repetir este último truco, pero remplazando este químico por la misma cantidad de sal.

Este mismo consejo lo puedes aplicar en los productos más pequeños y con diseños más elaborados. Por ejemplo, las cadenas de plata las puedes dejar remojando en la solución, solo que por más tiempo, ojalá toda la noche. Una vez que pasen más de 8 horas en el agua, las puedes remover y secar bien. 

 

 

Jabón
Jabón

 

También podrías limpiarlo con un poco de agua caliente con detergente para lavavajillas. Una vez que termines, remueve los restos de producto que pueden haber quedado con un paño húmedo y luego con uno que esté seco.

Un truco clásico en la limpieza de la plata es con pasta de dientes. Aunque parezca difícil de creer, este producto de higiene dental es un eficiente limpiador del metal. En este caso, en vez de un paño, debes frotar la pasta con un cepillo de dientes suave o bastones de algodón. 

 

Pasta de dientes en un cepillo
Unsplash

 

Siempre existe la posibilidad que después de tanto lavado, tus productos de plata se vean limpios, pero continúen opacos, en estos casos, la recomendación de los expertos es utilizar un poco de limón con sal. Para pulir los productos debes cortar el limón por la mitad, colocarle sal y frotarlo contra la plata. Repite esta acción por unos minutos y luego enjuágalo y sécalo bien con una toalla. 

En caso de que sea tiempo lo que te falta, el consejo express requiere de productos un poco más corrosivos. Con unas gotas de aguarrás en un pedazo de algodón puedes pulir tu plata. Como este es un producto altamente tóxico, debes enjuagarla profundamente antes de volver a usarla.

Todo sobre Consejos hogar

Leer más de