Chocolate. comidas para bajar la ansiedad Unsplash

¿Sufres con ansiedad? 5 comidas que te podrían calmar

  • Por Monserrat Saavedra

La alimentación es la base de una buena vida integral, ya que se ha comprobado su influencia en tu salud tanto física como mental. Así como ciertos nutrientes te ayudan con el sistema inmune, a la vista o la piel, las comidas influyen en tu mente.

"Entendemos que existe una conexión entre el cerebro y el intestino, y en las últimas dos décadas han surgido pruebas de que lo que comemos influye en nuestro estado de ánimo y en cómo nos sentimos", explicó a la revista Shape la psiquiatra y nutricionista, Uma Naidoo.

Cada vez se aprende más sobre la influencia de los alimentos en condiciones específicas, como la ansiedad. Pero es muy importante conocer la diferencia entre un diagnóstico de trastorno ansioso, y otras sensaciones que son naturales.

Si, además de las herramientas que has aprendido con terapeuta para manejar este trastorno, quieres apoyarte de la alimentación, estás comidas te ayudarán:

Chocolate amargo

Algunas personas, cuando están en pleno cuadro ansioso, se les antojan comidas más dulces o procesadas. En vez tomar algunas de estas opciones, lo mejor es tratar de comer un cuadrado de chocolate amargo.

Esto te permitirá reducir tu ansiedad, ya que contiene flavonoides que mejorarían la función del cerebro, gracias a que mejoran la irrigación sanguínea al cerebro. De esta forma, tu encéfalo podría producir respuestas más rápidas y eficientes ante situaciones de estrés.

 

Arándanos 

Estos frutos, al estar cargados de antioxidantes, son de gran ayuda para todo el organismo. Una de estas sustancias, en específico, podría ser de gran ayuda para las personas que han sido diagnosticadas con algún tipo de desorden ansioso. 

Se trata de un tipo de flavonoide, conocido como antocianinas, estos permiten que la cáscara de los arándanos sean de color azul intenso y se ha comprobado que reducen el daño por estrés oxidativo. Este tipo de daño celular se ha asociado a las personas con diagnósticos ansiosos, por lo que podrían ver beneficios a nivel microscópico.

Verduras

Claramente, nuestras mamás siempre tuvieron la razón y deberíamos comer más vegetales de los que probablemente ya comemos. Estos sirven realmente para todo, nómbralo y probablemente las verduras te ayudarán a conseguirlo.

En el caso de la ansiedad, los altos niveles de fibra de las verduras ayudan a controlar los niveles de azúcar, y, por lo tanto, ayudan con la saciedad. 

Según la doctora Naidoo, tener alzas y caídas en la glucosa de la sangre puede causar cambios en tu energía, y en consecuencia empeorar tu ansiedad. 

Legumbres

Las legumbres son un gran grupo alimenticio, con una gran variedad de comidas que se pueden preparar con ellos. Dentro de la gran variedad de vitaminas, minerales y nutrientes que aportan, también son una gran fuente de vitaminas del complejo B.

Este tipo de sustancias son fundamentales, ya que promueven la producción de neurotransmisores. De hecho, una serie de investigaciones, quienes tienen deficiencia de estas, tienen más probabilidades de sufrir depresión y ansiedad

Todo sobre Alimentación saludable