ácaros de polvo Shutterstock

Estos son 4 consejos que te ayudarán a tener tu casa libre de ácaros

  • Por Meganoticias

Las altas temperaturas ayudan a la proliferación de insectos como los ácaros. Estos microscópicos seres son responsables, en parte, de las reacciones alérgicas. Es que estos animales tienen cientos de especies que se pueden alojar en tu cama, mascotas e incluso en tu cara.

Estornudos, alergias, rinitis, picaduras con sarpullido o incluso la sarna son condiciones o síntomas asociadas a este minúsculo parásito. Por eso que el cuidado del hogar requiere de ciertas medidas para poder evitar a este molesto bicho.

Limpia y ordena

El primer paso es mantener limpio y libre de polvo, pero una escoba no será suficiente, sino que requieres de una aspiradora. Incluso en el mercado ofrecen electrodomésticos con las características necesarias para poder eliminar a estos bichos. 

En los muebles deberías pasar un paño húmedo para poder eliminar cualquier rastro de polvo, ya que solo con un plumero no será suficiente el poder de acción. 

 

Aspiradora sobre una alfombra
Aspiradora sobre una alfombra

 

Ventila la casa

Los ácaros prefieren lugares bien calientes y húmedos para reproducirse, por eso la ventilación de los espacios cerrados te ayudará a evitarlos. Es recomendable mantener las ventanas abiertas durante las mañanas, por al menos un par de horas. 

No debes olvidar ventilar tu cama antes de ordenarla. Deja el colchón bien descubierto, con la ventana abierta, mientras terminas con el resto de tu rutina para comenzar el día, antes de hacerla. 

Trata de evitar las alfombras

Este elemento del hogar es un verdadero nido para ácaros. Si bien puede que en invierno te ayuden a temperar la casa, en verano podrías sacrificar el look de tu hogar para disminuir la posibilidad de proliferación de insectos. 

 

Living alfombrado y un perro negro
Living alfombrado y un perro negro

 

Lava tu ropa de cama con agua caliente

Para poder eliminar cualquier rastro de ácaros o sus huevos, se recomienda lavar la ropa de cama bastante seguido y con agua caliente. Lo ideal es que supere lo 50 grados Celsius. 

Recuerda siempre revisar las etiquetas de tus sábanas o cubrecamas, antes de lanzarlas a un ciclo de lavado diferente. 

Todo sobre Consejos hogar

Leer más de