VIH: Aprende por qué debes realizarte la Prueba Elisa

VIH: Aprende por qué debes realizarte la Prueba Elisa

  • Por Meganoticias

Seguir

Guardar

Guardada

Cada día, 1 millón de personas adquieren infecciones de transmisión sexual, una cifra escandalosa que ha puesto a las autoridades de salud en todo el mundo en alerta. Este resultado significa que el sexo sin protección sigue campante y se han ignorado sus consecuencias.

Si eres sexualmente activo o has tenido alguna relación sexual ocasional, no escapas de los riesgos, pues el contagio de hasta 30 tipos de Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) y el VIH puede estar latente. Para salir de dudas con respecto a esta última, no hay que esperar síntomas.

La prueba más eficaz para la detección temprana del VIH es la prueba Elisa. Este examen permite detectar la presencia de anticuerpos en la sangre, una de las respuestas del sistema inmune ante la presencia del virus, pues el cuerpo se prepara para enfrentar a los antígenos y es allí donde se puede determinar que el VIH está presente.

La prueba Elisa es un examen común en todos los laboratorios. No se trata de un procedimiento complejo o demasiado costoso y los resultados pueden, literalmente, salvar vidas.

A esta prueba se le conoce con el nombre de Elisa, porque es un acrónimo que resume su nombre original en inglés: Enzyme-Linked Immunosorbent Assay, que traduce en ensayo por inmuno-absorción ligado a enzimas.

Esta es la prueba del VIH que todos conocemos, y se debe hacer entre la segunda y la octava semana después del contacto sexual, pues en este período el organismo empieza a producir los anticuerpos detectables.

Las personas con diversas parejas sexuales deben hacerse la prueba Elisa con más frecuencia. Sin embargo, este test sanguíneo debe hacérselo cualquier persona sexualmente activa aunque sea con su única pareja.

Si el examen resulta positivo, se puede iniciar el control con un médico inmunólogo o especialista en VIH, quien hará otras pruebas más específicas e indicará los tratamientos adecuados para mantener a raya el alcance del virus para que no pase a su estado más peligroso: Sida.

Como vemos, una persona con tratamiento y controles puede vivir con el VIH y nunca desarrollar Sida, que es el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida.

Para la elaboración de este artículo, consultamos contenidos en Infosida, Red Clínica, MedlinePlus, Web Consultas y Bizkaisida.

Compartir

Temas de esta nota

Meganoticias Select Meganoticias Select

Notificaciones de Noticias

¡Estás a un paso!

Recibe alertas de las noticias más importantes.

Sólo debes permitir mostrar las notificaciones desde el navegador web.