El

El "vestido de la venganza": La historia del icónico atuendo con que Lady Di enamoró al mundo

  • Por Meganoticias

Diana de Gales logró ganarse el cariño de los seguidores de la monarquía, quienes tras su fallecimiento comenzaron a llamarla “princesa del pueblo”. Además de su carisma, Lady Di se convirtió en un ícono de la moda inglesa.

La querida princesa intentó impulsar la industria de la moda a través de sus atuendos, especialmente con sus vestidos que hasta el día de hoy siguen marcando tendencia. Sin embargo, hubo uno en particular que fue un hito dentro de sus estilismos; se trata del popularmente conocido como "revenge dress" (el vestido de la venganza).

Aquel vestido negro que llevó la madre de los príncipes William y Harry en 1995 para asistir a una fiesta de "Serpentine Gallery", y con el que rompería algunas reglas de vestimenta, tiene relación con uno de los episodios más polémicos de la familia real.

La venganza de Lady Di

Diana se divorció oficialmente del príncipe Carlos en 1996, luego de un matrimonio del cual nacieron dos hijos y el cual estuvo marcado por las reiteradas infidelidades de su esposo con Camila Parker Bowles, con quien terminó casándo tras su separación.

Resulta que la princesa utilizó esta histórica prenda el mismo día en que el príncipe Carlos confesó en televisión nacional que le había sido infiel, en una mediática entrevista en 1994. El 29 de junio, Diana apareció con un impactante look que significó un mensaje de empoderamiento femenino que levantó su imagen.

Según consigna Vogue, Lady Di lo había comprado tres años antes de llevarlo a aquella fiesta organizada por la revista Vanity Fair y no había querido usarlo, pues lo consideraba demasiado atrevido.

Curiosamente, esa noche iba a utilizar otra prenda, un recatado vestido de la marca Valentino cuyo diseño ya se había filtrado a la prensa, pero ante los dichos de su exesposo cambió de decisión a último minuto.

Diseñado por Christina Stambolian, el elegante modelo con el que Diana asistió a la gala consistió en un vestido drapeado con escote bardot, combinado con medias negras transparentes y una gargantilla con siete hileras de perlas y un enorme zafiro en el centro.

Sin dudas su intención era no pasar desapercibida y lo logró. Según su mayordomo y confidente, Paul Burrell, fue él quien le aconsejó usarlo: "Le dije pruébatelo, entonces se lo enfundó, se lo abrochó y lucía como un millón de dólares”, afirmó Burrell. 

Todo sobre Diana de Gales

Todo sobre Realeza Británica