El día que Instagram

El día que "Betty La Fea" rescató a Don Armando disfrazado de drag queen

  • Por Meganoticias

Los extraordinarios niveles de audiencia de “Yo soy Betty, La Fea”, desde que se estrenó la telenovela en 1999, no fueron un golpe de suerte. Después de 22 años, el drama-comedia escrito por Fernando Gaitán atesora en las audiencias escenas memorables.

No solo Ana María Orozco (Beatriz Pinzón Solano) tuvo que someterse a cambios radicales a diario para poder encarnar a su famoso personaje de la inteligente economista, enamorada de su jefe. A Jorge Abello (Don Armando Mendoza), hoy de 53 años, también le tocó su parte.

Uno de los episodios que aún revoluciona las redes sociales es cuando el implacable y obstinado presidente de EcoModa paga una deuda con el diseñador Hugo Lombardi (Julián Arango), y se disfraza de drag queen.

Un drag queen en “Betty La Fea”

Las escenas de Don Armando de transformista fueron grabadas durante dos semanas en diversos sets, incluyendo los espacios de la famosa empresa de modas.

De hecho, el propio Jorge Abello contó que Fernando Gaitán incluyó en el guión esta divertida transformación de un personaje tan serio y masculino, recreando una situación que a él mismo le tocó vivir en la realidad, cita Zoom Noticias.

Al ya fallecido escritor no le tocó hacer de drag queen, pero sí salió disfrazado de una fiesta en la que discutió con una persona. Al abandonar el lugar, tenía su auto atascado por gran cantidad de gente, y le tocó buscar un taxi ataviado con el disfraz.

Betty rescata a Don Armando

Gaitán decidió que Don Armando Mendoza atravesara en “Yo soy Betty, La Fea” por el mismo momento que él vivió, esta vez dándole un toque adicional al viril personaje. Se transformó en “La princesa Lili”, para asistir a una fiesta donde estaría como anfitrión Hugo Lombardi.

El empresario de la moda de pronto lució un impresionante maquillaje que hizo juego con un traje brillante, zapatos de tacón alto y una gigante peluca de plumas rojas. En el episodio, el vehículo de Don Armando queda atascado, por tanto él no puede salir del lugar sino a pie.

Mientras, su novia Marcela, su archienemigo Daniel Valencia y otras personas lo esperan en su apartamento. Él, disfrazado de drag queen, camina por las calles de Bogotá, y termina llamando a Betty para que vaya en su rescate. De forma inédita, Don Armando termina en casa de los Pinzón Solano.

Todo sobre Yo soy Betty, la Fea

Todo sobre Famosos