La novia de Elon Musk estrena tatuaje de Twitter

La novia de Elon Musk estrena tatuaje de "hermosas cicatrices alienígenas"

  • Por Meganoticias

Claire Elise Boucher, la novia de Elon Musk, mejor conocida como Grimes, enseñó el elaborado tatuaje que se hizo en la espalda y aseguró que cuando termine de curarse será como “hermosas cicatrices alienígenas”.

La cantante, de 33 años, tomó su perfil de Instagram para publicar una fotografía del entintado, que consiste en una serie de ondas que se extienden por toda su espalda y están hechas con tinta de color blanco, un estilo poco usual que llama la atención.

Junto a la fotografía, Boucher escribió: "No pude tomar una buena foto porque duele demasiado y necesito dormir jaja, y estará roja por algunas semanas, pero serán hermosas cicatrices alienígenas”.

Etiquetó también a las dos personas responsables del diseño, el artista Nusi Quero, al que llamó “un cerebro alienígena computarizado”, y al tatuador conocido como Tweak T en Instagram.

Cabe recordar que en el marco de todas estas referencias alienígenas que hace la cantante, su novio, el magnate millonario Elon Musk, también tiene ambiciones extraterrestres y planea llevar a los seres humanos al planeta Marte en el año 2026.

La novia de Elon Musk también quiere ir a Marte

En otras ocasiones, la novia de Elon Musk ha demostrado que sus intereses alienígenas compaginan con las ambiciones de su pareja. En marzo compartió una imagen posando dentro de lo que parece ser Starbase, la ciudad que el director ejecutivo de Tesla planea construir en Texas antes de viajar a Marte.

La estrella, que comparte a su hijo X Æ A-Xii con Musk, de 49 años, escribió junto a la foto: “Lista para morir con la tierra roja de Marte bajo mis pies Starbase Tx”.

Grimes también dijo una sesión de preguntas y respuestas en línea, que quería mudarse a Marte cuando cumpla 50 años y ayudar a levantar una colonia de humanos allí, informó The Sun.

Durante la transmisión en vivo a finales de enero, la artista, quien tiene una relación con Musk desde el año 2018, admitió que la vida remota sería difícil en los futuros asentamientos extraterrestres. “Es muy probable que haya trabajo manual hasta la muerte”, escribió en mayúsculas, “pero con suerte eso puede cambiar”.