¿Quién es Aldo Sabat?: El brazo derecho de Torrealba que borró tweets en medio de investigación por fraude en Vitacura

El día en que cumplió 54 años, Aldo Sabat, quien trabajó por más de una década con el exalcalde Raúl Torrealba como administrador de Vitacura, lanzó su campaña a concejal por Las Condes por Renovación Nacional. Era el 26 de septiembre de 2016 y Torrealba tuiteó: “Acompañando a un amigo de siempre de #Vitacura en un nuevo desafío, todo el éxito en #LasCondes Aldo Sabat!!! Y muy feliz cumpleaños”.

En la publicación, Torrealba adjuntó una foto donde salía abrazado a Sabat, al entonces alcalde de Lo Barnechea, Felipe Guevara, y a Joaquín Lavín, quien era candidato a alcalde de Las Condes.

Ese día, Aldo Sabat retuiteó la publicación. Hoy, es una de las dos que conserva en su cuenta de Twitter, ya que este miércoles 28 de diciembre, eliminó todos los demás tweets que había publicado desde 2016. Lo hizo horas después de que el Consejo de Defensa del Estado (CDE) presentara una querella por delitos de malversación y fraude al fisco contra Torrealba y cinco integrantes de su círculo cercano en el municipio. El segundo tweet que conservó, es una republicación del mismo evento.

En esa campaña de Sabat, el expresidente Piñera participó dándole su apoyo irrestricto. Era un hombre de su confianza y al asumir su primer gobierno, lo había nombrado director administrativo de la Presidencia.

“Aldo fue un gran colaborador y amigo cuando estuvimos en La Moneda. Es un hombre inteligente, capaz, pero, sobre todo, con un compromiso con el servicio público, con una voluntad de ayudar a la gente que a mí me llegó al alma”, dijo en septiembre de 2016 el exmandatario en un video de la campaña de Sabat.

Hoy, Sabat aparecería mencionado en la investigación por eventual malversación de fondos públicos y fraude al fisco por hechos ocurridos justamente ese año 2016, cuando terminaba su período como concejal de Vitacura e iniciaba su campaña para obtener ese cargo en Las Condes. De acuerdo a una nota de El Mercurio, Domingo Prieto, el denunciante encargado de los programas Vita durante la administración de Torrealba, habría declarado ante Fiscalía que Sabat y otros concejales afines a Torrealba, usaron una sede política durante su candidatura de 2016 que fue financiada con dineros de Vita Deportes a solicitud del exalcalde.

Mega Investiga se contactó con Aldo Sabat para preguntarle sobre esta acusación y el por qué eliminó sus publicaciones en la red social. Sin embargo, Sabat declinó responder a las consultas.

Treinta años de lealtad con Torrealba


El vínculo entre Aldo Sabat y Torrealba comenzó, al menos, hace 30 años. Trabajaron juntos desde 1992, cuando Sabat se desempeñó como secretario comunal de planificación y coordinación en Las Condes bajo la administración de Joaquín Lavín. En ese entonces, Raúl Torrealba era concejal de la comuna.

Durante los cuatro años que estuvieron en Las Condes, forjaron una relación de gran confianza y cercanía. Un vínculo de lealtad que quedó demostrado en 1996: Torrealba ganó la elección para ser alcalde de Vitacura y llevó a Sabat como su administrador municipal, cargo que ocupó por 13 años. En 2001, Sabat intentó impulsar una carrera parlamentaria, siendo candidato a diputado independiente por La Granja, Macul y San Joaquín, pero no fue electo.

La mano derecha de Torrealba no llegó al Congreso, pero en 2010 el expresidente Sebastián Piñera lo nombró en un cargo de alta confianza: director administrativo de la Presidencia.

Su llegada a La Moneda demostró la afinidad que sostiene desde hace décadas con Renovación Nacional. Aldo Sabat tiene nexos familiares con militantes de RN: su hermano mayor es Pedro Sabat, ex alcalde de Ñuñoa, y su sobrina es Marcela Sabat, quien era diputada en ese entonces.

Su segundo hermano, Claudio Sabat, también trabajó en la administración del expresidente Piñera, pero bajo el segundo gobierno. Lo mismo ocurrió con su sobrino Franco Sabat, hermano de la exdiputada y exsenadora.

Pero la cercanía con RN trasciende los vínculos familiares. De hecho, al terminar el primer mandato de Sebastián Piñera en marzo de 2014, Sabat llegó a la municipalidad de Lo Barnechea como asesor de gabinete del entonces alcalde Felipe Guevara (RN). Con él trabajó en Vitacura durante los once años en que este fue el director de Desarrollo Comunitario de Torrealba.

Al mismo tiempo en que Sabat trabajó en Lo Barnechea, se desempeñó como concejal de Vitacura entre 2012 y 2016, un cargo que también mantuvo durante los últimos dos años en que estuvo en La Moneda.

Sabat perdió la elección a concejal de Las Condes en 2016, pero continuó trabajando en la municipalidad de Lo Barnechea como asesor de gabinete de Guevara. En diciembre de ese año, volvió a Vitacura para asumir en paralelo el rol de asesor de Torrealba “en diversos proyectos de inversión comunal y en propuestas y elaboración de proyectos estratégicos de Recursos Humanos”,entre otros. La asesoría al exalcalde de Vitacura continuó hasta que Torrealba dejó el municipio en junio de 2021.

Además, desde 2018, Sabat también fue director ejecutivo de la Corporación Cultural de Lo Barnechea, cargo en el que fue nombrado por el entonces alcalde Felipe Guevara, y que ocupó hasta julio del año pasado.

La sanción de Contraloría que Torrealba sobreseyó

En 2010, cuando se desempeñaba como director administrativo de la Presidencia, Contraloría propuso la sanción de Aldo Sabat por haberse reunido con representantes de la consultora Etcheberry mientras era administrador municipal de Vitacura. La reunión se dio en el contexto de una licitación del municipio para contratar servicios web y asesorías comunicacionales, que luego ganó esa consultora.

En la reunión también participó Gustavo Bravo Aris, entonces secretario comunal de Planificación y Coordinación de Vitacura y quien luego fue jefe de la División de Administración y Finanzas de la Subsecretaría de Desarrollo Regional durante el primer gobierno de Sebastián Piñera.

El entonces alcalde de Vitacura no quedó fuera de la polémica. La Contraloría ya había propuesto esa sanción un año antes, pero Torrealba sobreseyó a Sabat y Bravo. Inconforme con el actuar del exalcalde, el órgano contralor revocó esa decisión, argumentando que no respetaba el “carácter objetivo” y no era “atingente a la situación investigada”, ni era ajustada a la legalidad. Así, propuso que el municipio sancionara a Sabat y a Bravo con el 5% de su sueldo argumentando que con la reunión se habían vulnerado las normas de probidad administrativa y de contrataciones de los organismos públicos.

Ahora, 12 años después, será Fiscalía quien podría indagar si Aldo Sabat se vio involucrado o no en las denuncias que hoy ponen en entredicho la legalidad en el manejo de los dineros públicos de la Municipalidad de Vitacura.

Leer más de