Sueldos bajan en los últimos 12 meses: ¿Qué significa y hasta cuándo podría durar?

  • Por Lucas Figueroa

¿Qué pasó?

El índice de remuneraciones (IR) mostró un descenso de 12 meses consecutivos, a propósito del aumento sostenido de la inflación. Esos fueron los resultados que dejaron los números del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) respecto a ese ítem.

De hecho, para septiembre de 2021, el índice mencionado ha mostrado un descenso de 2,3% desde ese entonces hasta el mismo mes de este año.

¿Por qué pasa eso? 

Las negativas cifras se dan en el contexto del aumento considerable de la inflación en los últimos meses. Lo que se traduce en un mayor costo de la vida y que ése incremento en el costo de la vida no tiene un aumento a la par con el poder adquisitivo de las personas.

En palabras simples, con la misma plata que se contaba hace un tiempo atrás, se pueden comprar menos cosas.

Reacciones de la ministra del Trabajo

En tanto, la titular de la cartera de Trabajo y Previsión Social, Jeannette Jara, lamentó esta situación, subrayando que "nuestra tarea desde la política fiscal y desde la política macroeconómica hay que seguir apoyando para que la inflación no siga subiendo porque, si bien afecta a toda la sociedad, en particular afecta a los sectores más populares en mayor proporción".

La variación del IPC

La buena noticia del último tiempo en materia económica sin duda que fue el retroceso del Índice de Precios al Consumidor (IPC).

En septiembre de este año, el IPC tuvo una baja. Fenómeno que no se veía desde febrero de 2021. Esto se tradujo, de todas maneras, en una inflación acumulada de 12 meses de 13,7%. Muy lejos de las metas del Banco Central.

En todo caso, se espera que la marca del IPC del mes de octubre, fluctúe entre un 0,9 y un 1%, números que proyectan que, recién para el 2024, se pueda ver una inflación más "normal" de acuerdo a lo que proyectan expertos. 

El alza de precios de los alimentos

A pesar de lo anterior, espera que en las próximas semanas productos como lechugas, pimentón y paltas vean un aumento de hasta 30% en sus precios, lo que significaría otro golpe para el bolsillo.