"Combate contra el crimen es más complejo": Ministra de Justicia tras allanamientos simultáneos en 18 cárceles

  • Por Julieta Garagay

¿Qué pasó?

La ministra de Justicia, Marcela Ríos, habló con el periodista Rodrigo Sepúlveda en Meganoticias Alerta sobre los 18 allanamientos simultáneos en diversas cárceles del país que realizó Gendarmería de Chile, en el que se incautaron armas blancas, teléfonos celulares, drogas y hasta juegos de videos. 

"Mejores condiciones de seguridad"

Con respecto a los procedimientos, la jefa de cartera explicó que este es el tercer operativo realizado a nivel país y "entendemos que acá el problema es profundo y diverso. No lo vamos a resolver con una sola medida, pero esto es muy importante".

"Estamos eligiendo los recintos de manera distinta, un poco al azar, pero concentrándonos en los que tenemos mayores problemas", añadió.

"Esto, lo que nos permite, es generar mejores condiciones de seguridad, no solo para las personas privadas de libertad, porque tanto las armas blancas como las drogas fomentan la prosecución de otros delitos al interior de los recintos, sino también para el propio personal de Gendarmería", añadió.

Ingreso de celulares a las cárceles 

Frente a la pregunta de Sepúlveda sobre cómo ingresan estos dispositivos a los recintos penitenciarios, la ministra dijo que es algo que "hemos planteado como interrogante permanentemente a Gendarmería y nos han respondido que no hay una sola vía, por lo tanto, estamos tratando de atacar al problema en distintas dimensiones".

"Hay todo un sistema de tirar drogas, teléfonos, alcohol, comida, otro tipo de cosas desde fuera de los recintos y eso estamos controlándolo en coordinación con Carabineros, pero también tomando medidas en algunos recintos", prosiguió.

"Estamos trabajando para fortalecer la tecnología que tenemos para mejorar la revisión de las personas que ingresan a los recintos", expuso.

Recintos penitenciarios más peligrosos

Frente a la consulta del periodista sobre si la cárcel hoy está “más brava”, Marcela Ríos se mostró de acuerdo.

“Esto es un fenómeno mundial. Vemos que muchos países de nuestra región y a nivel mundial, tanto en las nuevas formas de tecnología y comunicación (...) que permiten la relación entre los internos y bandas externas, era algo que hace diez o quince años no existía”, explicó.

Finalizó diciendo que el nuevo escenario criminal “les entrega una oportunidad a las personas que están involucradas en coordinaciones delictuales que nunca tuvieron antes (...) eso hace que todo el combate contra el crimen sea más complejo”.