Es falso que se estén entregando cédulas de corta duración a extranjeros para que voten en el Plebiscito 2022

Es falso que se estén entregando cédulas de corta duración a extranjeros para que voten en el Plebiscito 2022

  • Por Gabriela Tapia

Este 6 de julio se dio inicio a la campaña del Apruebo y el Rechazo, a 60 días del Plebiscito que el 4 de septiembre definirá el futuro de la Constitución de Chile. En este contexto, en redes sociales se ha difundido información falsa sobre supuestas cédulas de identidad para extranjeros que les permitirían votar en el proceso eleccionario de Chile.

Quiénes pueden votar

Cualquier extranjero que ingrese a Chile de forma legal y cuente con una visa temporal, puede obtener una cédula de identidad que tendrá vigencia por el mismo tiempo que dure la visa. Sin embargo, solo tener carnet no basta para sufragar en Chile.

El Servicio Electoral (Servel) informó en su Twitter que los requisitos para poder votar están establecidos en la Constitución, artículos 13 y 14

“Para votar en Chile debes ser una persona chilena mayor de 18 años, libre de condenas a pena aflictiva (tres años y un día o mayor); o una persona extranjera avecindada en Chile por más de cinco años, y que además no haya sido condenada a pena aflictiva”, detalló el Servel.

Es decir, ningún extranjero que tenga una residencia legal en Chile inferior a cinco años puede votar. Esto significa, que en el plebiscito del 4 de septiembre, los únicos extranjeros que podrán sufragar son aquellos que tengan cédula de identidad, que lleven al menos cinco años viviendo de forma legal en el país y que no hayan sido condenados a pena aflictiva.  

El Servicio Nacional de Migraciones es el organismo que certifica que las personas extranjeras cumplan con el requisito de avecindamiento legal por cinco años que los habilitaría a votar. Para el Plebiscito, esto es haber vivido legalmente en Chile al menos desde 2017.

Desinformación que se repite

Durante el mes de junio, el Servel ya había desmentido información similar, donde se aseguraba erróneamente que extranjeros con un mes en Chile estaban habilitados para votar. En aquella ocasión, el organismo confirmó que la persona que acusaba la supuesta falta, cumplía con el avecindamiento por más de 5 años en Chile requerido para sufragar.