Arturo Vidal se querella contra un familiar por supuestas operaciones irregulares en sus sociedades ATON

Arturo Vidal se querella contra un familiar por supuestas operaciones irregulares en sus sociedades

  • Por Javiera Rodríguez

¿Qué pasó?

El pasado 21 de abril, el seleccionado nacional Arturo Vidal ingresó una querella en el Séptimo Juzgado de Garantía en contra de uno de sus tíos, quien además era su mano derecha en temas comerciales.

El futbolista acusa a Carlos Albornoz Pardo de ser responsable por los delitos de administración desleal y celebración de contrato simulado. La querella también está dirigida a "todo aquel que resulte responsable a cualquier título de autoría o participación".

Inversiones Vidal II SpA.

La primera parte de la acción judicial hace referencia a la sociedad Inversiones Vidal II SpA., la que fue constituida bajo el nombre de Inversiones Vidal SpA.

Cuando se inició este negocio se estableció que a Vidal le correspondería una participación del 99% sobre el capital social. Por su parte, a Carlos Albornoz sólo le correspondería un 1% y además fue designado como Administrador y Gerente de la sociedad. La querella argumenta que dicha decisión fue tomada dada la confianza que existía y a que Vidal se encuentra la mayor parte del tiempo fuera del país por su profesión.

Club Chicureo

Entre julio y noviembre de 2014, Inversiones Vidal SpA adquirió terrenos en el sector de Chicureo, en la comuna de Colina, para "un proyecto de negocio, el cual consistía en la implementación de un club deportivo con diversas instalaciones, tales como piscinas temperadas, salas de acondicionamiento físico y cafetería entre otros. Así las cosas, este negocio comenzó sus operaciones bajo el nombre 'Club Chicureo' (en adelante, indistintamente, el 'Club')", detalla la querella.

Los terrenos fueron adquiridos por un total de $1.830 millones, y fueron denominados como Lote 1 y 2, Parcela N°21 y Parcela N°22.

Los primeros problemas

"Dado el auspicioso futuro que proyectaba esta Compañía y el Club, en el año 2014 don Carlos Albornoz Pardo decidió invitar a participar en la Sociedad a su hermano, el señor Víctor Hugo Albornoz Pardo, también tío de nuestro representado", relata el documento.

Sin embargo, precisa que "en circunstancias que desconocemos, el señor Arturo Vidal no sólo vendió parte de sus acciones al señor Víctor Albornoz, sino que también tuvo que traspasar parte de su participación en la Sociedad al señor Carlos Albornoz".

"De esta manera, pasó de tener un 99% de participación en la Sociedad, a un 60%, distribuyéndose el 40% restante entre el señor Carlos Albornoz y Víctor Albornoz, en partes iguales. ¿Dónde consta este traspaso de acciones?, ¿Cuándo se concretó esta venta?, ¿Se pagó el precio de la transferencia? Nada de esto consta documentado, ni mucho menos fue informado o a nuestro representado", añade.

Construcción de canchas de tenis

En las Parcelas N°21 y N°22 se tenía planificada "la construcción de canchas de tenis y de una playa de estacionamientos", indica la querella.

"Conforme al mérito de lo expuesto, los inmuebles precedentemente individualizados constituyen el principal activo de la Sociedad, sin los cuales, ésta no podría desarrollar el negocio para el que fue constituida. No obstante lo anterior, y sin expresión de causa ni razón de negocios alguna, la Parcela N°21 fue transferida desde Inversiones Vidal II SpA, a don Carlos Albornoz Pardo con fecha 25 de junio de 2020, por el precio de 7.000 UF. Por si fuera poco, dicha suma de dinero jamás ingresó a la Sociedad", afirma.

Préstamos

El documento también cuenta que "aun cuando el Club se presentaba como un negocio próspero, y pese a que nuestro representado (Vidal) constantemente aportaba fondos a especial requerimiento del señor Albornoz, la Sociedad, representada por el querellado don Carlos Albornoz, comenzó a solicitar cuantiosos
préstamos en distintas instituciones bancarias, constituyéndola como deudora e incluso, incluyendo
como aval al mismo Arturo Vidal Pardo, por supuesto, sin su consentimiento"

"Lamentablemente, según se acreditará en la etapa procesal pertinente, el dinero proveniente de los préstamos solicitados por don Carlos Albornoz en representación de la Sociedad jamás ingresaron a esta última, es más, estos fueron destinados al financiamiento de otra empresa, a saber, la sociedad 'MANUFACTURAS DE PRODUCTOS DE ALUMINIO Y OTROS LIMITADA (MPAL)'", en que la que figuran como socios Víctor Albornoz y Carlos Albornoz, según la acción judicial.

"La sorpresa fue mayor cuando, intentando desentramar a quién pertenecía esta sociedad, pudimos observar que el año 2018, 'Inversiones Vidal SpA', la sociedad matriz de 'Inversiones Vidal II SpA', perteneciente en un 100% al señor Arturo Vidal Pardo, y cuya administración también pertenecía al señor Carlos Albornoz, aparece como socia de MPAL, adquiriendo derechos por la cuantiosa suma de $129.396.007", expone.

"Posteriormente, Inversiones Vidal SpA vendió su participación en MPAL en la suma de $430.000.000", afirma.

Área 23

El 28 de febrero de 2014, Vidal constituyó la sociedad "Área 23 SpA", donde también confió en Carlos Albornoz, quien ejerció la administración.

Este negoció pasó a administrar Club Chicureo, siendo la encargada de contratar a los trabajadores y pagar el arriendo de los terrenos e instalaciones.

"El administrador debe tener especial diligencia y cuidado en el desarrollo de las funciones encomendadas. Es bajo estas circunstancias que aparece don Marcelo Esteban Henríquez Pardo, quien asumió de facto funciones de dirección del Club, sin estar contratado por la sociedad 'Área 23 SpA', sino que pertenecía y trabajaba para la sociedad de los señores Albornoz, MPAL", dice la acción judicial.

"Así, el señor Henríquez Pardo comenzó a impartir órdenes e instrucciones a los trabajadores, que, según el relato de los mismos, siempre fue 'en un tono déspota y agresivo', generando pocas instancias de diálogo entre la figura del 'empleador' y los colaboradores del Club", acusa.

Malas condiciones

El documento afirma que actualmente el Club "se encuentra en pésimas condiciones de funcionamiento", lo que "ha significado que hoy existan 12 demandas en contra de dicha sociedad, de las cuales, 9 corresponden a cobranza judicial por no pago de cotizaciones previsionales".

Vidal también denuncia que las dependencias están deterioradas, no se han hecho las mantenciones correspondientes, y que incluso se registra una cuenta de electricidad impaga por casi $4 millones.

Además, la querella indica que Área 23 también solicitó préstamos a la banca, por $94 millones, "que supuestamente tenían la finalidad de financiar remodelaciones y mantenciones de las dependencias del Club, adquirir nuevos equipos para su funcionamiento ordinario, y la construcción de las canchas de tenis", asegura.

Todo sobre Arturo Vidal

Leer más de