Uso de celulares delataron a imputados: Nuevas pistas siguen aclarando el crimen del empresario Pedro Carrión

Uso de celulares delataron a imputados: Nuevas pistas siguen aclarando el crimen del empresario Pedro Carrión

  • Por Meganoticias

¿Qué pasó?

A dos meses de la desaparición y muerte del empresario Pedro Carrión, la PDI reveló la pista clave que permitió identificar a los presuntos responsables que se encuentran en prisión preventiva, mientras que aún no se descarta que existan más involucrados en el crimen de la víctima, quien fue descuartizado y enterrado en el patio de una casa en Quintero.

A través de la solicitud de información a compañías telefónicas por parte de detectives de la PDI, para analizar los datos recibidos en las antenas instaladas en el trayecto desde Recoleta hasta El Bosque. Se estableció que tanto el celular del imputado como la víctima tuvieron conexión por los sectores que Yáñez usó para regresar a su local.

Los hechos

Transcurrieron largas jornadas de intensa búsqueda tras la desaparición del empresario Pedro Carrión, visto con vida por última vez el pasado 3 de enero cuando se trasladó desde Algarrobo hasta la comuna de Recoleta para cobrar cerca de 30 millones de pesos en efectivo que José Luis Yáñez le adeudaba, hasta el 24 de febrero en que sus restos fueron encontrados enterrados a un metro de profundidad en el patio de una casa en Quintero.

Desde aquel entonces, los oficiales de la Policía de Investigaciones han realizado una serie de peritajes para dar con los responsables de su desaparición y posterior deceso. Es en esta línea, que tras un análisis de cámaras de seguridad se logró determinar que el día de su desaparición José Luis Yáñez llegó en su vehículo a la carnicería ubicada en Avenida México en la comuna de Recoleta a reunirse con Pedro Carrión para saldar parte de la deuda. La víctima llegó en su auto, pero nunca salió.

Una de las primeras diligencias fue tomar declaraciones a Yañéz en calidad de testigo, ya que fue el último en verlo con vida, sin embargo, aún no existían antecedentes sobre su presunta responsabilidad. Este señaló que realizó el pago y que después se fue en su vehículo a su carnicería de la comuna de El Bosque.

El subcomisario de la BIPE de la PDI, Felipe Ramos, señala que: "La víctima sube a su oficina a contar el dinero y él se retira del lugar. Se visualiza que el tránsito que tiene Yáñez Soria en su camioneta por la autopista central y la llegada a la carnicería en la comuna de El Bosque mantiene los mismos registros que la víctima. Comenzamos a contrastar la declaración y presentaba diferentes incongruencias en la misma."

Esta pista fue clave para determinar la participación de Yáñez en el crimen, por lo que los detectives solicitaron información a todas las compañías telefónicas para analizar los datos recibidos en las antenas instaladas en el trayecto desde Recoleta hasta El Bosque.

Análisis telefónico

Se estableció que tanto el celular del imputado como la víctima tuvieron conexión por los sectores que Yáñez usó para regresar a su local. De hecho, y durante ese recorrido, el empresario habría enviado un audio a un familiar.

Sin embargo, ese audio causó extrañeza en la familia de Carrión por la forma en que hablaba la víctima, lo que hace presumir que, incluso, habría sido drogado para ser trasladado al Bosque. La detención de Yañez se concretó el pasado 2 de febrero, un mes después de la desaparición del empresario, pero el cuerpo aún no era encontrado. El análisis del tráfico de datos en las antenas continuó y así se llegó a un tercer número involucrado.

"Un teléfono que se repetía en varias posiciones o zonas de este recorrido. Tanto iniciando desde la comuna de El Bosque hasta México, cuando parte con el teléfono de José Luis Yáñez Soria y posteriormente los tres teléfonos, es decir, víctima y dos imputados, desde calle México hasta la comuna de El Bosque", sostiene el inspector de la BIPE de la PDI, Álvaro Arévalo.

Así se llegó al propietario de ese tercer número telefónico quien señaló a la PDI que tanto el aparato como el chip se los vendió a Pablo Solís. Imputado que en ese momento se encontraba en Quintero.

"Él le vende el teléfono, en los últimos días de diciembre del año 2021, a una persona que trabajaba en la carnicería de Yáñez Soria en la comuna de El Bosque. se logra la detención el día 23 de febrero y señala en el momento de la detención, dice que 'yo sabía que esto iba a pasar, que me iban a venir a buscar'", agrega el subcomisario Ramos.

Voluntariamente, Solis declaró ante la PDI y el fiscal de la investigación, confesando detalladamente cómo ocurrieron los hechos. Según su relato, los dos habrían llegado antes que la víctima a la carnicería de Recoleta, y aprovechando los conocimientos de eléctrico que tenía Solís, Yáñez ocasionó un cortocircuito para evitar que las cámaras de seguridad del local funcionaran, mientras que Solis se habría escondido al interior de una de las oficinas del recinto para atacar por sorpresa a Carrión.

La nota informa un proceso judicial en curso, por lo que los involucrados no deben ser considerados culpables hasta que la justicia lo determine.

Leer más de