Imagen referencial, Aton.

"La delincuencia se desató": Habitantes de Iquique aseguran sentirse "abandonados" en la zona

  • Por Meganoticias

Iquique, de ser el Miami chileno, balneario para turistas locales y de países vecinos, hoy en día hace noticia por la crisis migratoria y la delincuencia que se ha tomado sus calles.

El tópico fueron las marchas antimigrantes, además de desalojos y delincuencia desatada a nivel regional. En varias ocasiones también los extranjeros se han enfrentado a Carabineros, registrándose más de un hecho de violencia.

"Es un tema de la delincuencia y de la inseguridad que tenemos. Ni siquiera podemos salir en las calles. La comuna está mal", son parte de las opiniones que se recogen en la región.

"Da miedo"

Flor Aulla, comerciante de Iquique, llegó hace diez años a trabajar a Playa Cavancha y ha sido testigo de cómo ha cambiado el diario convivir en Iquique. 

"No quiero generalizar, pero uno como ciudadano, ya da miedo decirles algo porque no sabemos cómo nos van a responder", sentenció.

"Han dicho que somos racistas. Yo creo que lo peor es lo que ellos hacen; matar a una persona o secuestrarla, nunca se había visto eso. La delincuencia se desató y se ve en todo Iquique", lamentó Flor.

La situación de Silvia García, habitante de la ciudad, no es tan distinta, ya que ha visto desde su balcón el drástico cambio de Iquique por la crisis humanitaria, asegurando que esto "se escapó de las manos" y que la convivencia "se ha vuelto difícil".

"No somos todos"

Una ola de movimientos antimigración se han estado tomando las calles de Iquique. Los venezolanos que aseguran vienen a trabajar, piden que no se generalice. Ese es el caso de Anderson Gafar, quien lamenta que se le apunte con el dedo por lo que han hecho otros de sus compatriotas en territorio chileno: "Hay bastantes venezolanos que vinimos a trabajar".

Han sido días complejos para Anderson y sus compañeros, quienes llegaron a Chile hace solo dos meses desde su país. Por un lado, agradecido que chilenos le dieran trabajo, pero, por otro, preocupado por aquellos que han delinquido e incluso matado en Chile.

Ronald Soza, también migrante venezolano, asegura que "no somos todos, pero la gran mayoría viene a delinquir", cuenta con vergüenza.

Aumento de los delitos

Carabineros ha debido reforzar su presencia con efectivos de otras regiones del norte. En Playa Cavancha, no solamente la sensación de inseguridad ha aumentado, es un hecho que los delitos también.

Según datos de la institución, desde el 1 hasta el 23 de enero, en la cuarta comisaría de Cavancha se han denunciado 31 robos con violencia, un 94% más de casos que el mismo periodo del año anterior. En tanto, los robos con fuerza aumentaron en esa zona en un 161%. El robo de vehículos un 260%.

Problema a nivel regional

Pero esto no es solo un problema de Iquique. La crisis es regional y es que los homicidios en Tarapacá aumentaron un 183% el año pasado.

Delfina Chayapa es Aimara y ha visto cómo su vida ha cambiado radicalmente. Los robos se han vuelto frecuentes y ella dice sentirse desesperada. De dejar su casa tal cual está, ir a ver su ganado y volver tranquilamente, ha debido colocar candados y tener cuidado con su hogar, privándose de una libertad que antes gozaba.

"Andamos más con miedo, preocupados, ahora mismo yo fui a la municipalidad y dejé con llave, con candado. Acá los Aimaras estamos acostumbrados a ser libres. Nos sentimos abandonados y esto me da rabia, impotencia", se lamentó.

Incluso, los recintos asistenciales tampoco se han salvado de los robos. Yanitza Guerra, técnica en el consultorio de Colchane, dice que con sus compañeros "dormimos con un cuchillo por el miedo que se metan a robar".

Toma de espacios públicos

Los locatarios viven con temor, mientras cientos de extranjeros con anhelo de una vida mejor llenan las plazas de refugios que se han instalado en la zona norte, recintos que están sobrepasados.

Francisco Barrios, del complejo fronterizo Colchane, señala que por la alta tasa de contagios, dependen de la Seremi de Salud de Iquique para que los extranjeros pasen a residencias sanitarias. Lamentablemente, esto ha hecho que muchas personas se tomen espacios públicos para dormir.

"La migración es un derecho y esto refleja las condiciones en las que migran. Vienen engañados, porque arriban a un país que no está en condiciones para acoger y, por necesidad, se apropian de las calles, de los espacios públicos", señala Katherine Mella de la Fundación Cáritas Chile.

Y es que, lamentablemente, las condiciones geográficas del norte del país, facilitan que estas personas accedan a Chile de forma ilegal, al optar por pasos alternativos.

"Por eso se registran accesos ilegales", indica el teniente Ángelo Gaete de la subcomisaría de Colchane.

Todo sobre Migrantes

Leer más de