Twitter @FiscaliaRegionV

"Apareció en mi pieza gritándome 'quiero tus ojos'": Prisión preventiva para joven que dejó ciega a su abuela

  • Por Meganoticias

¿Qué pasó?

El joven de 24 años acusado de arrancarle los ojos a su abuela en la comuna de Quillota, región de Valparaíso, quedó en prisión preventiva, luego de haber sido formalizado por el delito de parricidio frustrado.

El Juzgado de Garantía decretó la medida cautelar, fijando un plazo de 90 días para realizar la investigación.

El caso

Según consignó Cooperativa, el fiscal César Astullido relató que el día de los hechos Sebastián Donoso se abalanzó sobre la mujer de 68 años de edad, agrediéndola con golpes de puños apretándole los ojos con sus propios dedos, por lo que se aprovechó de su superioridad física.

El persecutor también aseguró que el joven habría arrastrado a la víctima desde el segundo al primer piso, para ocultar su cuerpo con vida, y habría tratado de alterar el sitio del suceso, limpiando la sangre con cera de piso.

Esto generó que su abuela resultara con estallido ocular bilateral, lo que le provocó una ceguera total. Además, sufrió múltiples hematomas y fracturas craneales y en el antebrazo, por lo que estuvo en riesgo vital en el Hospital San Martín de Quillota, donde sigue internada.

¿Qué incentivó la agresión?

Astudillo expuso la declaración de la mujer atacada, quien contó que había acogido a su nieto luego que los padres de él fallecieran, por lo que lo acompañó en varios momentos de su vida, incluso en algunos periodos donde habría tenido problemas con drogas.

"Ese día Sebastián estaba inquieto. Sin embargo, no tuvimos ninguna discusión ni nada por el estilo y no recuerdo que haya estado consumiendo drogas; en otras ocasiones, cuando consume marihuana, se sentía el olor", relató el fiscal como parte del testimonio de la víctima.

"Yo subí hasta mi dormitorio, recostándome a descansar en mi cama y transcurridos no más de 30 minutos, aparece Sebastián en mi pieza gritándome 'quiero tus ojos', abalanzándose sobre mí, golpeándome con sus manos, comenzando un forcejeo en el cual me dobló muy fuerte mi brazo izquierdo para posteriormente enterrarme sus dedos con la intención de sacarme mis glóbulos oculares", agregó.

Solicitud de inimputabilidad

La defensora penal pública, Génesis Órdenes, pidió que se suspendiera el procedimiento, afirmando la existencia de antecedentes psiquiátricos que hacen inimputable al acusado.

"Mi representado tiene antecedentes psiquiátricos, específicamente él ha estado hospitalizado en el hospital psiquiátrico de Putaendo debido a su estado mental deficiente, que podría hablar de una eventual inimputabilidad", aseguró.

Sin embargo, esto fue rechazado por el tribunal al no haberse presentado documentos que acreditaran dicha situación.

La nota informa un proceso judicial en curso, por lo que los involucrados no deben ser considerados culpables hasta que la justicia lo determine.