"Arrancó como un cobarde": Padre de motociclista atropellado por exdirector de Hospital Gustavo Fricke clama justicia

  • Por Meganoticias

El pasado 1 de octubre, un motociclista falleció luego de ser impactado por un vehículo, el cual era manejado por el exdirector del Hospital Gustavo Fricke de Viña del Mar. A casi un mes del accidente, el padre del fallecido, clama justicia.

Los hechos

En las intersecciones de Libertad con 2 norte de la comuna de Viña del Mar, región de Valparaíso, es que Gerardo Albarrán perdió la vida.

Alrededor de la medianoche del pasado 1 de octubre, fue cuando ocurrió todo. De acuerdo a lo detallado por el teniente coronel Mario Ulloa, comisario de la 1a comisaría de Viña del Mar, "el vehiculo mayor iba subiendo por 2 norte, y la moto venía por libertad".

"De acuerdo a testigos, otro motorista que iba en paralelo, señala que al percatarse de un peligro de accidente, advierte sobre esto, razón por la cual disminuye al velocidad. El otro motorista, donde iba el joven, no lo hace", agrega la autoridad policial.

Aquel motorista que no logró bajar la velocidad fue Gerardo, chef de profesión, quien además iba con su novia. No conforme con ello, la camioneta causante del accidente, escapa de lugar.

Se trataba de un director de dos hospitales

De acuerdo a testigos, el auto fue sorprendido a cuatro cuadras del lugar de los hechos y al momento de ser abordado por Carabineros, la conducta errática de su conductor lo delataba.

"Él señaló que estaba sacando la batería del jeep, pero cuando Carabineros constata el estado etílico que se encontraba y el estado del vehículo, todo daba cuenta que él era participante del accidente", agrega el teniente.

Alejandro Alarcón Landerretche. Así se identificó el conductor y según el parte policial el hombre conducía en estado de ebriedad, marcando al menos 1,50 gramos de alcohol en la sangre.

"Cobarde y asesino"

El padre del fallecido, Gerardo Albarrán, aún está devastado por la injusta muerte de su hijo, apelando a que, con el cargo que ejercía, pudo haber cambiado el rumbo de este fatídico desenlace.

Con indignación, señala que "el tipo pudo haber llamado. Con el cargo que tenía. Pero, ¿qué hizo? Arrancó como el cobarde que es. Es un asesino y cobarde que arrancó".

El padre de Gerardo recuerda perfecto cada instante tras recibir la trágica llamada. Estaba en Coquimbo cuando Carabineros le informó lo que había pasado.

"Me dice que hubo un accidente grave y que le estaban haciendo resucitación cardiaca. Como padre, pensé que mi hijo se fue", detalla él y no estaba equivocado. Su hijo había fallecido.

"Se me fue la mitad de la vida en ese instante. De saber que tu amigo, hijo, se te va, hay que saberla llevar", cuenta.

Polémica decisión

Fue el mismo 2 de octubre que Alarcón Landerretche debió comparecer ante la justicia. En la audiencia de formalización de cargos los hechos que parecían estar claros. Por lo mismo, el Ministerio Público solicitaba la medida cautelar más estricta, que era la prisión preventiva.

Por eso, lo que pasó después desató la indignación. La decisión del juez Juan Ignacio Adana no fue en esa dirección.

"El tribunal entiende que la prisión preventiva en este caso, es una medida injustificada, por lo que se sigue con medidas cautelares con arresto domiciliario del imputado", declaró el juez.

"Hay una desigualdad profunda"

Desde la Fundación Emilia se refirieron a este tema, asegurando que existe una desigualdad en la justicia y que responde únicamente a la condición socioeconómica de los imputados.

Carolina Figueroa, presidenta de la Fundación Emilia, indicó que "acá hay un criterio subjetivo en función del tipo de imputado que tienen en frente y eso va en relación a la condición socioeconómica o cultural del imputado. Hay una desigualdad profunda”.

La molestia de este padre hizo que el Ministerio Público apelara a la decisión. Días más tarde, la justicia revocó el arresto domiciliario y ordenó la prisión preventiva para Alejandro Alarcón.

Su defensa destacó el hecho de que el imputado, consciente del daño, ofreciera una reparación de sobre 10 millones de pesos a la familia de Gerardo Albarrán.

Alarcón Laderretche también se desempeñaba como director del Hospital de Quilpué. Tras los hechos fue destituido, según informó el servicio de salud de Viña del Mar - Quillota.

"No encuentro consuelo"

Devastado por la muerte de su hijo, en el reportaje exclusivo de Meganoticias Prime, se puede apreciar como el padre del motociclista vuelve a ver su moto por primera vez luego del accidente.

"Es demasiado fuerte ver la moto. No encuentro consuelo", expresa devastado. Gerardo Albarrán descansa ahora en su natal Valdivia, hasta donde sus restos fueron trasladados.

La nota informa un proceso judicial en curso, por lo que los involucrados no deben ser considerados culpables hasta que la justicia lo determine.

Leer más de