Caso de trabajadora fallecida en Safari de Rancagua: Recinto ya había sido infraccionado por accidente laboral Agencia UNO

Caso de trabajadora fallecida en Safari de Rancagua: Recinto ya había sido infraccionado por accidente laboral

  • Por Meganoticias

¿Qué pasó?

A tan solo días de la trágica muerte de Catalina Torres Ibarra después de ser atacada por un tigre en el Parque Safari de Rancagua, siguen apareciendo antecedentes del hecho y del mismo recinto.

Durante la investigación, surgió un documento de la Inspección del Trabajo de Rancagua, donde revelaban que el pasado mayo otra trabajadora sufrió un accidente, lo que resultó en la lesión de una de sus manos.

De acuerdo al documento expuesto, la trabajadora, Constanza de 23 años, este hecho ocurrió cuando revisaba que los leones estuviesen dentro de su jaula.

Investigan el recinto

Es por ello que la seremi del Trabajo de O'Higgins, Pamela Medina, aseguró que "se están revisando los procedimientos, los contratos de trabajo, jornadas laborales y protocolos de seguridad" del recinto.

"Se está tomando declaración a todas las personas del recinto y estos antecedentes serán remitidos oportunamente al fiscal para que él decida cuáles son las acciones a seguir", indicó Iván Larregla, subprefecto jefe de la Brigada de Homicidios de la PDI.

El fatal accidente de Catalina

La víctima fatal fue identificada como Catalina Torres Ibarra, quien llevaba trabajando en el recinto algo más de dos años. La joven era guía turístico del Parque Safari y de profesión era administradora en Ecoturismo, graduada en la Universidad Andrés Bello.

Según se informó, la joven junto a otros trabajadores del lugar, se encontraba realizando labores de aseo en el sector de tigres donde uno de ellos se encontraba suelto.

"No nos advirtieron que había un tigre suelto"

"En ningún momento nos advirtieron de que había un tigre suelto. Nosotros entramos confiados a hacer nuestra labor que había sido encomendada por el jefe el día anterior", señaló Javier Caro, pololo de Catalina respecto a la situación.

Javier anotó en un cuaderno detalladamente, minuto a minuto, todo lo que ocurrió tras el ataque que le provocó la muerte a su polola.

"Pedí ayuda a manejo por la radio y en ese momento no se escuchó a nadie que respondiera. Nosotros tratamos de arreglarla por nosotros, siendo que ni siquiera teníamos un implemento para defendernos", contó Javier.

Ver cobertura completa

 

Leer más de