Captura de pantalla.

Jóvenes arriesgan su vida por grabar enorme avalancha en Torres del Paine

  • Por Oliver Rodríguez

La escena es tan cautivante como peligrosa. Y es que para Victor Mancilla y su amigo David Barrientos, la enorme avalancha que se desató mientras se encontraban en el mirador Valle del Francés, del parque Torres del Paine, simplemente no les permitió hacer nada más que tomar firme su teléfono y, como sea, inmortalizar el impresionante momento. “No, si no llega para acá”, era la excusa para mantenerse estoicos grabando.

En agosto de 2016 los jóvenes, de 27 años cada uno, se encontraban haciendo el circuito W del parque nacional cuando ocurrió el deslizamiento que, en rigor, no era el primero.

 “Antes de esa avalancha habían ocurrido dos más pequeñas. Así que nos quedamos en el mirador tomando fotos, comiendo algo y conversando sobre el viaje. De repente escuchamos que el cerro crujía, nos dimos vuelta y vimos mucha nieve cayendo. Tenía miedo, pero tenía que inmortalizar el momento”, relató Víctor al diario LUN.

Sin embargo, los muchachos tuvieron más suerte de la que creían ya que, en efecto, según Rodrigo Arancibia, gerente general de APM, empresa de asistencia en montañismo, la avalancha en cuestión tuvo una magnitud de 4, en una escala canadiense cuyo máximo es el 5.

"MUCHO SUSTO"

No imaginamos que lo que venía sería una mega avalancha. Cuando empezó a avanzar, nos miramos, teníamos miedo, mucho susto en el cuerpo porque cada vez venía con más fuerza y se escuchaba un estruendo muy fuerte”, recordó el autor de la toma con Las Últimas Noticias.

No obstante lo anterior, ambos turistas salieron ilesos del hecho, llevándose una historia y un registro que seguramente contarán, por lo menos, hasta a sus nietos. Sin embargo, el regreso también cobró su precio.

“Nos salvamos. No la contamos dos veces. Subimos solo con lo puesto, sin el equipaje. Fuimos irresponsables, no sabíamos que iba a ser tan riesgoso. De hecho, cuando quisimos volver, el sendero estaba cubierto por nieve y las huellas también. Teníamos nieve hasta la rodilla y se nos complicó mucho el regreso. Pese a eso, agradezco a Torres del Paine por hacerme sentir vivo”, apuntó Víctor.

"UNA IRRESPONSABILIDAD"

El jefe nacional del Cuerpo de Socorro Andino, Carlos Sepúlveda, aseguró que la acción de los jóvenes en Torres del Paine es una "total irresponsabilidad", ya que "no saben a lo que se exponen". "Una avalancha es algo tan peligroso que puedes dejar este mundo", agrega.

El experto también explicó que, en caso de que un turista se enfrente a una situación así, "debe proteger sus vías respiratorias para no morir ahogado", y que cualquier refugio "es poco contra un evento así".