Joven es testigo de la impactante muerte de su novio mientras hablaban por videollamada

  • Por Nicolás Díaz Canales

Arabella Ashfield es una joven británica que hace un par de semanas vivió una de las experiencias más horribles de su vida: vio a través de una videollamada cómo su novio, James East, perdió la vida al caer desde un puente al río Támesis de Londres, en el Reino Unido.

"Ella ha pasado por un infierno"

La pareja se encontraba en el barrio londinense de Kingston para celebrar la mayoría de edad de la hermana de Arabella, sin embargo, pese a que estaban juntos, en un momento durante la fiesta se separaron y James llamó por FaceTime a su novia para poder localizarla.

Según detalla Daily Mail, fue en ese contexto que el joven de 25 años se apoyó en la zona amurallada del puente de Kingston, pero calculó mal la ubicación de su "asiento", por lo que perdió el equilibrio y se precipitó al lecho del río.

Todo ocurrió ante la horrorizada mirada de su novia, quien a través de su teléfono estaba intentado guiarlo al taxi en donde lo esperaba.

Si bien la altura del puente no es tan grande, antes de caer al agua James se golpeó en la parte posterior de la cabeza con la estructura del viaducto. Así entonces, el joven falleció antes de que su cuerpo cayera al río Támesis, en donde estuvo sumergido por cerca de una hora.

"Su pobre novia, Arabella, estaba en FaceTime con él tratando de dirigirlo a su taxi. Ella ha pasado por un infierno después de ver que eso sucedió", relató Abigail Bladen, hermana de James, al tabloide británico.

"Estamos devastados"

James, quien era originario de Gales, era aficionado a los deportes. Anteriormente había tenidos pruebas para jugar en el Leicester City y la semana posterior a su muerte iba a correr en el maratón de Londres.

Su trágica muerte ocurrió tan solo seis semanas después de que el joven, que estudió en la London School of Economics, consiguiera su trabajo soñado en una empresa de la capital del Reino Unido.

"Él amaba absolutamente Londres y solía bromear diciendo que solo solía volver a casa para ver a su sobrina. Somos una familia unida y en el fondo él era muy hogareño", comentó Abigail.

"Estamos devastados. Es horrible. Era tan joven y tenía tanto por vivir", cerró.