Joven transfiere por error millones de pesos de sus ahorros para estudiar a otra cuenta: "Me sentí bastante perdido"

  • Por Vladimir Núñez

¿Qué pasó?

Una dramática situación fue la que vivió José David Barras, un joven colombiano que por error envió el dinero de sus ahorros, destinados a costear sus gastos para estudiar en otro país, a una cuenta bancaria equivocada.

El drama del joven estudiante

De acuerdo a Noticias Caracol, José viviría por fin su sueño de irse a estudiar una maestría a Italia, tras conseguir una beca que cubriría parte de sus gastos estudiantiles, sin embargo, ese sueño se transformó rápidamente en una pesadilla tras depositar por accidente todos sus ahorros a la cuenta bancaria errónea.

"Digitando esos números, tuve un error humano que puede cometer cualquier persona y le envíe ese dinero, los $6.300.000 (alrededor de $1.352.807 en pesos chilenos), a otra persona. En ese momento, yo sinceramente me sentí bastante perdido y desilusionado de mí mismo, era un error mío", declaró el joven afectado al medio citado.

Encontró a quien recibió el dinero

Tras ir a pedir ayuda a su banco, contarles su caso y no recibir ningún tipo de asistencia de parte de la entidad, decidió comenzar su propia investigación en internet para dar con el dueño de la cuenta que recibió su dinero, logrando dar con él, se trataba de un señor llamado Carlos Hernández.

Al respecto, el hombre que recibió el dinero le contó al medio citado que, un día "aparece una transferencia de $6.300.000 (alrededor de $1.352.807 en pesos chilenos) y creo que es fruto de una liquidación que yo estaba pendiente por recibir para esa misma fecha y el mismo valor. El valor coincidía con la liquidación".

Posteriormente, con el dinero depositado por el afectado en su tarjeta, Carlos pagó el arriendo de su casa, el colegio de sus dos hijas, y otros gastos varios, ya que el joven lo contactó 16 días después de realizada la transacción.

"Desde un principio entendí la situación del muchacho porque yo soy padre, yo deseo que mis hijas estén en la universidad. Si él también fue víctima de su error, yo también fui víctima del bullying si se puede decir de las redes sociales, porque yo en ningún momento me he querido apropiar de ese recurso", manifestó a Caracol.

Finalmente, ambos llegaron a un acuerdo de pago por cuotas para devolverle el dinero a su verdadero dueño, sin embargo, al presentar atrasos, la presión en su contra recibida a través de usuarios de redes sociales, lo llevó a pagar el monto completo.

Leer más de