Justicia argentina admite pedido de EEUU para incautar avión venezolano AFP.

Justicia argentina admite pedido de EEUU para incautar avión venezolano

  • Por Meganoticias / AFP.

¿Qué pasó?

La justicia argentina admitió este jueves un pedido de Estados Unidos para incautar un Boeing 747 de la compañía venezolana Emtrasur, que se encuentra retenido desde junio en Buenos Aires y cuya tripulación está impedida de salir del país, según la prensa local.

El juez Federico Villena tomó la decisión a pedido de la fiscal Cecilia Incardona y luego de que una corte de distrito de Columbia, en Estados Unidos, emitió una orden de incautación del avión por considerar que "se violaron las leyes de control de exportación" estadounidenses cuando el aparato fue vendido a Emtrasur, una filial de la estatal venezolana Coviasa.

Villena actuó en función del tratado de asistencia jurídica mutua en asuntos penales con Estados Unidos, indicó la agencia oficial de noticias Telam.

El avión de carga pertenecía originalmente a la aerolínea iraní Mahan Air, sometida a sanciones de parte del Tesoro de Estados Unidos, al igual que Conviasa.

Conflicto internacional

La aeronave, que permanece en el aeropuerto internacional de Ezeiza, a las afueras de Buenos Aires, fue inspeccionada este mismo jueves por agentes del FBI, según el diario La Nación.

Venezuela ha rechazado la retención del avión en Argentina y esta semana ha habido dos manifestaciones en Caracas para exigir que sea devuelto el aparato y se permita partir a la tripulación de 19 personas, 14 venezolanos y cinco iraníes, que tienen prohibición de salida de Argentina. 

Uno de los tripulantes iraníes ha sido vinculado con la Fuerza Al Quds, grupo de élite de los Guardianes de la Revolución de Irán, clasificada como organización terrorista por Estado Unidos.

El avión llegó a Argentina procedente de México el pasado 6 de junio. Anteriormente, había estado en Paraguay, desde donde llevó cigarrillos a la isla caribeña de Aruba.

Sin haber podido abastecerse de gasolina en Buenos Aires debido a las sanciones de Estados Unidos, el avión partió hacia Uruguay el 8 de junio, pero las autoridades uruguayas le negaron el ingreso y debió regresar al aeropuerto argentino de Ezeiza.

La justicia inició entonces una averiguación bajo secreto de sumario. 

Argentina considera sensible la presencia de viajeros iraníes, por las alertas rojas de captura que rigen para exgobernantes de ese país, por el atentado contra el centro judío AMIA en 1994, que dejó 85 muertos y unos 300 heridos.