Daily Record

"Tuve que elegir entre comida o luz": madre ilumina su hogar con velas al no poder pagar 800 mil pesos de electricidad

  • Por Ana María Lizana

Nicola Elson, de 32 años, es una madre soltera de Hamilton, Escocia y recientemente su vida dio un vuelco retundo: luego de recibir cuentas de luz de más de 800 mil pesos, ahora debe vivir usando velas para la iluminación.

En conversación con Daily Record, la mujer cuenta que todo su salario se iba en luz, por lo que decidió tomar esta drástica decisión para poder ahorrar un poco más de dinero.

Esta decisión, en tanto, implica que sus hijos tengan que dormir en otro lado, debiendo sufrir la separación de su familia y es que con un sueldo de 860 libras esterlinas, poco más de 900 mil pesos, poco le alcanza.

"Hubo momentos en los que tuve que escoger entre comida o electricidad. Tuve que pedir prestado a amigos y familiares para alimentarme o incluso, para tener luz”, cuenta Nicola.

Excesivos cobros

Nicola detalla que se mudó a ese departamento en marzo del 2021 y que al comienzo apenas pagaba 140 libras esterlinas, cerca de 150 mil pesos, por la luz cada semana.

Por ello, llamó a su proveedor de luz, ScottishPower, preguntando por qué le cobraban tanto. La empresa le indicó que era por el uso de sus electrodomésticos, lo cual extrañó a Nicola: apenas contaba con un refrigerador, televisor y cocina.

Por ello, contrató un electricista para reemplazar el medidor, pero aquello no hizo ninguna diferencia: los cobros continuaron, afectando incluso la relación con su familia.

“No puedo prender la luz de noche”

Por esta situación, la madre ha debido saber sobrellevar no vivir con sus hijos: “Tengo cinco hijos, pero tres de ellos viven con su padre. A veces vienen a quedarse conmigo, aunque ya no tanto”.

Nicola dice que “los dos menores tienen que estar con su padre y sus hermanos porque no puedo permitirme tener la calefacción o prender la luz de noche”.

Han sido tantas las dificultades que ha debido prescindir de la electricidad y utilizar velas para tener luz de noche. “Me siento con velas encendidas por la noche y sin calefacción”, dijo, asegurando también que esto le ha traído problemas de salud, tales como ansiedad y depresión.

Pide ayuda

En los últimos meses, volvió a llamar a la empresa de luz, pero estos le negaron cualquier solución, informándole que tenía una deuda de 2000 libras esterlinas, equivalentes a más de 2 millones de pesos.

Es por ello que pidió ayuda para que se cree un espacio de ayuda para familias como ella que sufren para pagar la luz: "Es injusto y molesto. Solo quiero que las cosas cambien para que las empresas no puedan hacerle esto a la gente".

Todo sobre Mundo

Leer más de