Llevaba más de 30 años con dolores en su abdomen y quedó impactada al ver lo que tenía dentro de su cuerpo AFO / Imagen referencial

Llevaba más de 30 años con dolores en su abdomen y quedó impactada al ver lo que tenía dentro de su cuerpo

  • Por Diego Alonzo

Una mujer decidió ir de urgencia al doctor por constantes dolores que tenía en la zona de su abdomen. Sin embargo, jamás pensó que la situación se generó luego de realizarse una cesárea en un hospital de la isla española de Fuerteventura, hace casi 31 años.

Fue en 2018 cuando la paciente de 70 años debió ser sometida a una cirugía, luego de que pensara que podía, incluso, llegar a padecer un cáncer gastrointestinal. Pero en realidad fue todo lo contrario.

Tras someterse a unos exámenes, los especialistas le dijeron que tenía una gasa dentro de su cuerpo, la cual quedó alojada accidentalmente tras dar a luz en 1987, es decir, desde aquel año estuvo con la gasa en el interior de su organismo, informa La Vanguardia.

La indemnización

En este sentido, la mujer se sometió a una operación, donde los médicos lograron extraer el objeto que medía 12 centímetros y que se transformó en una masa que pesaba 900 gramos.

Yeray Álamo, el abogado de la afectada, se refirió a esta negligencia y reclamó que ningún especialista del Servicio Canario de Salud fue capaz de tomar medidas y de establecer en su momento el origen de los dolores que ella sentía.

A raíz de lo anterior, el juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Las Palmas fijó una indemnización de 25 mil euros (poco más de 22 millones de pesos chilenos), que debían ser pagados por el centro médico antes mencionado.

Los momentos de incertidumbre

La mujer pasó años en el médico tratando de averiguar cuál era su diagnóstico, pero los servicios de salud de la zona jamás pudieron determinar lo que era.

No obstante, en 2003 la mujer optó por someterse a una ecografía en un centro privado de Fuerteventura, donde descubrió que había un cuerpo extraño en su abdomen. Pese a aquello, los doctores del Servicio Canario de Salud estimaron que no era necesario hacer nuevos exámenes.

La paciente estuvo otros 15 años yendo constantemente al doctor, hasta que el 17 de abril del 2018 llegó a  urgencias. En aquel instante los médicos descubrieron la gasa, la cual fue extraída el 29 de mayo de aquel año.

A partir de allí, la mujer inició su etapa de recuperación, para luego ser dada de alta el 14 de junio. En esta línea, y desde ese momento, aseguró que su calidad de vida cambió totalmente.

Leer más de