ICON Park Orlando

"Dile a mi mamá y a mi papá que los amo": las últimas palabras del joven que murió tras caer de gigantesca atracción

  • Por Diego Alonzo

Tire Sampson es el nombre del adolescente de 14 años que murió el jueves recién pasado tras caer desde una gigantesca atracción llamada "Orlando Free-Fall" en el ICON Park de Miami, en Estados Unidos.

La muerte del joven se produjo una vez que saliera expulsado por los aires desde el interior de la torre, la cual tiene 131 metros de altura y una capacidad para al menos 30 personas.

El violento episodio fue presenciado por otras personas que disfrutaban en ese momento de su visita a ese lugar, quienes al mismo tiempo quedaron atónitos, ya que jamás imaginaron ser testigos de una situación así.

Sin embargo, los más afectados fueron los padres de Tire, quienes afirmaron que su hijo -quien cursaba octavo grado- planeaba estudiar una carrera ligada al fútbol americano para así comprarle una casa a su madre, informa Saint Louis Post-Dispach.

¿Qué dijo el propietario de la atracción?

John Stine, director de ventas de Slingshot Group y propietario de la atracción, se refirió a la muerte del adolescente y señaló que envió sus condolencias a sus padres.

"Estamos absolutamente entristecidos y devastados por lo que sucedió, y nuestros corazones están con la familia de este joven", manifestó.

No obstante, Yarnell Sampson, padre de la víctima, contó que su hijo había ido hasta el mencionado parque de diversiones junto a otros compañeros y chaperones de un club de fútbol americano en el contexto de un campamento que duraba una semana.

Según las primeras informaciones, se cree que el adolescente habría sido rechazado de otras atracciones con anterioridad por su altura y peso.

"La cosa no está presionando acá abajo"

Por otra parte, Yarnell detalló que, segundos antes, Tire había sospechado que algo estaba mal con la atracción, por lo que procedió a detallar cuáles fueron sus últimas palabras.

"Lo que escucho es que su amigo estaba hablando con él antes de que ocurriera la situación", contó el padre del joven, según lo establecido en las primeras diligencias. 

De acuerdo a lo anterior, aclaró que "él estaba como incómodo con la situación" y que en ese instante dijo que "la cosa no está presionando hacia abajo, ¿sabes lo que estoy diciendo? Y si no lo logro, entonces dile a mi mamá y a mi papá que los amo".

Respecto a su hijo, Yarnell remarcó que "tenía todas las mejores cualidades que yo nunca tuve... Era inteligente. Era un buen chico. Él era un cuadrado. Cuando se enfocaba en esto del fútbol, sus calificaciones tenían que estar altas para jugar al fútbol, y eso era todo lo que le importaba".