Adolescente salva a clienta que se ahogaba con un nugget de pollo: CNN en Español

Adolescente salva a clienta que se ahogaba con un nugget de pollo: "Estaba tosiendo como loca"

  • Por Meganoticias

Un acto heroico fue el que tuvo una empleada con una clienta de una reconocida cadena de restaurantes de comida rápida. La situación ocurrió luego de que la afectada viera en peligro su vida al comer un nugget de pollo.

El impactante hecho se produjo específicamente en una sucursal de McDonald's de Minnesota, en Estados Unidos, y la protagonista fue Sydney Raley, de 15 años.

La adolescente había llegado a su turno el sábado recién pasado, en lo que pretendía ser una tranquila y normal jornada laboral. Sin embargo, jamás pensó que terminaría salvándole la vida a otra persona.

El heroico gesto de la empleada

La joven -que lleva unos siete meses trabajando en ese lugar- le hizo entrega de su pedido a una mujer a través del drive thru (autoservicio), cuando de pronto se percató que la clienta se estaba ahogando con un nugget de pollo de la respectiva orden.

Sydney no dudó en ayudarla y en ese preciso instante saltó rápidamente por la ventana, mientras llegaba el personal médico, consigna CNN en Español.

El episodio se tornó un tanto complicado, lo que generó que la adolescente tuviese que llamar a un transeúnte que circulaba por el sector para que la acompañara: "Trabajamos juntos y pudimos sacar con éxito la comida de su garganta", señaló.

En este contexto, la afectada pudo respirar nuevamente y -aunque estaba en estado de shock- más tarde se dio el tiempo de agradecerle a la joven trabajadora.

Su hija estaba en el auto

En cuanto a la emergencia, la empleada indicó que la mujer "estaba tosiendo como loca, y noté que tenía arcadas".

"Su hija estaba en el asiento del pasajero y se veía muy asustada. Inmediatamente supe 'Oh, no, se está ahogando'", comentó.

La reacción de los padres de la joven

Muy cerca del lugar de los hechos se encontraban los padres de Sydney, que en una primera instancia reaccionaron preocupados, puesto que pensaron que algo malo le había pasado a su hija.

"Había una ambulancia y un coche de policía sentados allí y miré a mi esposa y le dije: 'Por favor, dime que eso no es algo para Sydney'", expresó Tom, el progenitor de la joven.

Por otra parte, el hombre explicó que a Sydney le habían diagnosticado autismo cuando era más pequeña, por lo que durante su vida ha tenido que enfrentar diversas barreras para comunicarse: "Siempre nos preocupamos de que fuera un desafío para ella, y ha hecho un giro de 180 grados".

"De hecho, ha sido una bendición y un regalo en este momento. Todas las cosas que nos preocupaban nunca sucedieron", contó.

Por último, el propietario Paul Ostergaard, manifestó que "estamos increíblemente orgullosos de Sydney y de sus acciones heroicas y rápidas durante el fin de semana para ayudar a uno de nuestros valiosos clientes".

Leer más de