TN
  • Mundo

"Creemos que las dejaron morir": Familias de mujeres presas que murieron abrazadas tras incendio en comisaría

  • Por Meganoticias

Ha pasado exactamente una semana del dramático hecho que acabó con la vida de cuatro mujeres que se encontraban presas al interior de una comisaría en la provincia de Tucumán, en Argentina.

Las detenidas fallecieron producto de un incendio que se registró en dicho recinto, y que según la policía se habría provocado por el cortocircuito de un foco.

Con el pasar de los días se han generado dudas respecto a las reales causas del suceso. Es por esto que las familias de las víctimas afirmaron no creer en esta versión y apuntaron a los guardias como sospechosos, informa TN.

¿Quiénes fueron las víctimas?

Una de las jóvenes afectadas por el incendio fue Micaela Rocío Mendoza, de 22 años, que llevaba siete meses detenida en la Brigada Femenina de Concepción, puesto que no había cupo en la cárcel de Mujeres.

Al momento de la tragedia, la mujer estaba acompañada por otras tres reclusas, identificadas como Maylén Salinas, Yanet Yaqueline Saquilan y María José Saravia.

En esta línea, Virginia Santana, madre de Micaela, reveló que "las cuatro murieron abrazadas" durante el siniestro.

"Creemos que las dejaron morir"

Raúl, uno de los hermanos de Maylén, se refirió a este hecho y comentó que "en la morgue vimos el cuerpo de mi hermana y notamos que tenía marcas de golpes en sus piernas. Creemos que antes de morir, les pegaron y las 'verduguearon'".

"No nos cierra la versión del cortocircuito. Creemos que las dejaron morir, y dudamos de si no las prendieron fuego. Estamos buscando apoyo de colectivos de mujeres, pero no vemos convocatoria como cuando hay un femicidio", indicó el hombre.

Por otra parte, Marta, cuñada de Yanet, sostuvo: "Las dejaron morir. No hay otra explicación. Si fuese cierto lo del foco, ¿cuánto tiempo les podía llevar abrir la celda?".

"Las policías estaban a tres o cuatro metros de la celda. No es que se trató de un penal con 300 presas y se incendió un pabellón del fondo. No. Solo tenían que cuidar a cinco presas. Yo escuché a un médico forense contar que las cuatro chicas se abrazaron antes de morir, del miedo que tenían", manifestó la mujer.

En tanto, Jose Luis, el padre de María José, expresó que tiene en su poder unas cartas que le enviaba su hija desde la comisaría: "Ahí nos contaba que algunas mañanas las policías las despertaban a baldazos de agua, que a veces pasaban varios días sin comer y que la guardia la amenazaba".

"El domingo anterior nos había pedido que fuéramos al Tribunal a pedir su traslado... No quería estar más en ese lugar. Cuando nos llegamos a la Brigada, los vecinos nos contaron que se acercaron con baldes de agua y no los dejaron pasar", expuso el hombre.

Por último, dejó en claro que "nadie se cree la versión del foco. Nunca pensé que en una comisaría le podría pasar algo así a mi hija".

Policías heridos

Según la información entregada en los últimos días, siete oficiales resultaron lesionados. Por este motivo debieron ser derivados a un recinto médico. Pero las familias también desmienten estos hechos: "Yo los vi. Ninguno tenía marcas; no estaban heridos", indicó la madre de Micaela.

"Estaban a pocos metros de la celda. ¿Cómo no escucharon los gritos? Los vecinos fueron a buscar a los Bomberos y no ellos. Las dejaron morir", sentenciaron las familias.

Ver cobertura completa

Leer más de