Espera el nacimiento de su bebé mientras cumple arresto domiciliario en una estación de policía Unsplash
  • Mundo

Espera el nacimiento de su bebé mientras cumple arresto domiciliario en una estación de policía

  • Por Meganoticias

Una mujer con ocho meses de embarazo cumple más de 32 días recluida en una Unidad de Policía Comunitaria de Guayaquil, Ecuador, tras ser desalojada de su casa por hacer caso omiso una orden de arresto domiciliario relacionada a un cargo por extorsión.

Jaqueline I., de 36 años, fue recluida en una oficina con una cama que había sido habilitada para ella; sin embargo, una mujer policía debía estar vigilante en todo momento para que no escapara de la comisaría, pues para permitirle que fuese al baño le dejaban abierta la puerta del cuarto, informó el diario de El Universo.

Las comidas diarias eran subsidiadas por la buena voluntad de algunos vecinos y policías, quienes además le dotaron de dos cambios de ropa, artículos de limpieza y frutas. A pesar de que una de sus hermanas también le llevó comida, sus familiares nunca quisieron hacerse cargo de ella.

Violó su arresto domiciliario y fue detenida

Justo frente a la estación de policía se encuentra el apartamento donde la mujer vivía alquilada, pero la mujer fue desalojada por los agentes de seguridad tras violar una orden de arresto domiciliario que cumplía dentro del condominio, del cual además debía tres meses de pago.

De acuerdo a las autoridades, la embarazada se resistió a cooperar y logró escapar tras un forcejeo con los oficiales. No obstante, media hora después fue localizada, capturada y llevada a un tribunal.

La mujer procesada dijo que se sentía “ofuscada, estresada, que tenía ganas de lanzarse por la ventana”, pues desde noviembre de 2020 no podía abandonar el apartamento bajo ninguna circunstancia, hasta que decidió salir con un amigo.

Según alega Jaqueline, el padre de su futuro hijo terminó su relación con ella y se llevó su celular con su línea telefónica, desde donde realizó varias llamadas intentando extorsionar a un funcionario, quien denunció las llamadas y lo que resultó en la detención de la mujer junto al hombre no identificado.

Tiene dos hijos más, su pareja está preso

Mientras el hombre estaba detenido en otra cárcel de Guayaquil, la mujer estuvo detenida en la comisaría, lugar donde el juez encargado de su proceso le ordenó que cumpliese su arresto domiciliario por no tener una casa.

A pesar de que estuvo en la unidad policial durante mucho tiempo, y en condiciones muy pobres, el juez finalmente ordenó que la mujer fuese trasladada a un albergue llamado “Espíritu Santo”, al sur de la entidad. 

Jaqueline tiene otros dos hijos, el segundo siendo también hijo del hombre que está en la cárcel. La Dirección Nacional de Policía Especializada para Niños, Niñas y Adolescentes separó a los niños de su madre y están bajo la custodia de su abuela.

Todo sobre Mundo

Leer más de