Madre ocultó que tenía Covid, contagió a su esposo y tres hijos: Todos murieron en un mes Unsplash
  • Mundo

Madre ocultó que tenía Covid, contagió a su esposo y tres hijos: Todos murieron en un mes

  • Por Meganoticias

Con solo días entre una muerte y la otra, la familia Gómez García fue fulminada por el Covid-19. Sus cinco miembros murieron 42 días después de que el primer caso diera positivo. No parecían un grupo de riesgo, porque todos eran jóvenes y había dos niños, pero sucedió.

Vivían en la población de Palmira, localidad perteneciente al estado andino del Táchira, en Venezuela. Un elemento clave marcó el inesperado desenlace: el silencio.

Verónica García Fuentes, de 33 años, era esposa de José Antonio Gómez, de 33 años de edad, y madre de Nicol Verónica, de 17 años y de los mellizos Jhoneider y Jhoneiker, de cuatro años.

La mujer manifestó algunos síntomas durante la segunda semana del mes de diciembre. El día 17 acudió sola a un centro de salud y se hizo la prueba rápida que dio positivo, pero guardó silencio.

El día 20 se hizo la prueba PCR que también arrojó resultado positivo para Covid e, incluso, tuvo una consulta con un médico privado, pero también ocultó esa información. Ante su esposo prefirió decir que tenía una fuerte gripe. Nadie en la casa sabía la verdad.

Se complicaron rápidamente

José Antonio fue a una reunión familiar el 27 de diciembre en un poblado cercano, sin sospechar que potencialmente podía estar infectando a otras personas. Fue entonces cuando Verónica entró en razón y decidió revelar que tenía Covid.

"Él se fue a la reunión. Las fiestas están prohibidas, pero se reunieron, quizá unas 20 o más personas. Tomó licor, habló con amigos, cuando recibió una llamada telefónica de su esposa. Ella le dijo que regresara, que no compartiera con nadie, porque ella tenía Covid y él podía estar infectado", contó a un diario local, Mariela Gómez, hermana de José Antonio.

El hombre comunicó lo que sucedía al resto de sus familiares. También acudió con sus tres hijos para hacerse la prueba rápida, pero dio negativo. La familia se aisló sin estar bajo supervisión médica. Creían que estaban sanos mientras Verónica seguía con los malestares.

La primera semana de enero fue de complicaciones para Verónica y el día 14 debió ser hospitalizada con neumonía.

Todos murieron en enero

En ese momento todos los Gómez García se hicieron la prueba PCR y ésta arrojó todos los resultados positivos para Covid, pero asintomáticos. José Antonio estaba angustiado. Todos estaban contagiados. “Yo hablé mucho con él. Le dije que tuviera mucha fe en Dios, que él era una persona joven”, recordó su hermana.

Para esa fecha, el padre y sus hijos tenían tos por las noches y por las madrugadas, pero todavía creían que podía ser a causa del frío. El sábado 16 de enero empeoró José Antonio y debió ser hospitalizado.

"En la placa de tórax que le hacen a mi hermano, los pulmones salieron todos negros. El médico se alarmó, le preguntó si era fumador, él le dijo que no", sostuvo.

El día 18 de enero murió Verónica, José Antonio se agravó y murió el día 19. Nicol, la hija de 17 años, manifestó síntomas más fuertes, como fiebre y dolor de cabeza.

El resto de la familia quedó impactada, pero debían cuidar a los hijos y no decirles lo que había pasado con sus padres. Pocos días después falleció Nicol. Luego, el 27 de enero, los hermanitos de 4 años ingresaron al hospital con bronconeumonía y fallecieron horas más tarde.

La tragedia de los Gómez García dejó una reflexión generalizada sobre las consecuencias de subestimar los síntomas y de no buscar ayuda a tiempo. “Todo lo que se parezca al coronavirus es coronavirus hasta que no se demuestre lo contrario”, advirtió Amelia Fressel, autoridad única de Salud del estado Táchira.