Este es el lado que duele: 6 síntomas que te ayudarán a reconocer si un niño tiene apendicitis

  • Por Monserrat Saavedra

La apendicitis ocurre cuando se infecta e inflama el apéndice, un órgano cuya función específica se desconoce y que se encuentra anexo al intestino grueso. Esta afección podría ocurrir por la colonización de bacterias en el abdomen, en el tracto digestivo o por la acumulación de heces en el apéndice.

Se estima que cerca del 7% de la población padecerá de apendicitis en algún momento de su vida, incluso es la causa más frecuente de cirugías abdominales en Chile y el mundo, ya que, de no ser tratada a tiempo, podría ser muy peligrosa.

En el caso de los niños, si no reciben atención médica, las bacterias responsables de la infección se esparcirán por el resto del organismo, resultado en diagnósticos más complicados y que incluso podrían ser mortales. 

Es por esto que los médicos recomiendan simplemente remover quirúrgicamente el órgano afectado a través de una laparoscopia. 

¿Cuáles son los síntomas en niños?

El dolor en la zona del abdomen suele ser la principal manifestación y un malestar ante el cual los padres siempre están más atentos, pero este no es un indicador exclusivo de la apendicitis, por lo que se deben evaluar otras señales. 

Desde el sitio especializado Nemours Children's Health explican que algunos de los síntomas que presentan los niños con apendicitis son:

  • Dolor fuerte alrededor del ombligo y en la parte inferior del sector derecho del estómago, especialmente sensible al tacto.
  • Fiebre.
  • Pérdida de apetito.
  • Náuseas y vómitos.
  • Diarrea.
  • Inflamación del estómago.

En el mismo portal de salud infantil recomiendan visitar a un médico de forma inmediata si se tiene alguna sospecha de que un niño pueda tener apendicitis.

Además, advierten que si el dolor se irradia por el abdomen o si la fiebre alcanza los 40°C, significa que el apéndice se ha perforado. Cabe destacar que esta seria complicación médica podría derivar en peritonitis, un absceso o incluso una sepsis.

Este artículo está diseñado para informar y no pretende dar consejos o soluciones médicas. Pregúntele siempre a su doctor o especialista si tiene dudas sobre su salud o antes de iniciar un tratamiento.

Todo sobre Salud infantil

Leer más de