marte patogenos Unsplash

Plagas marcianas: Así es cómo la NASA se prepara para evitar un desastre sanitario con las muestras de Marte

  • Por Monserrat Saavedra

Durante los últimos años, la NASA ha centrado sus esfuerzos y recursos en investigar todo lo que ocurre con Marte; si es que tiene vida, si alguna vez tuvo agua, su composición y comportamiento.

Actualmente, la misión Perseverance ha recorrido por más de 500 días solares la superficie del "planeta rojo", y en el camino ha capturado más de 10 muestras de roca y sedimentos, de las 38 planeadas por la agencia estadounidense. 

Por el momento, los científicos solo han tenido acceso a fotografías e información capturada por el laboratorio espacial, pero los expertos ya están trabajando en un plan para recuperarlas y traerlas a la Tierra.

Esta misión no solo debe resolver los problemas logísticos de traslado, también debe considerar los posibles riesgos que acarrean.

¿Cuáles son los riesgos?

Uno de los principales incentivos para analizar estas muestras, es ahondar en la posibilidad de que tengas restos que indiquen la existencia de alguna forma de vida. Pero en caso de que esto sea cierto, es un arma de doble filo, ya que los microorganismos marcianos podrían ser un peligro para las especies y ecosistemas de la Tierra.

"Las posibilidades de que contengan vida existente son extremadamente bajas", explicó en 2021 la curadora de muestras de Marte en el Centro Espacial Johnson, Andrea Harrington. "Si encontramos algo, es más probable que se extinga. Pero estamos tomando un enfoque muy cuidadoso. Protegeremos la Tierra de las muestras", añadió la experta. 

¿Qué hará la NASA?

Para poder hacer frente a esta improbable amenaza, la NASA preparará un laboratorio de bioseguridad de nivel 4, con las mismas características que tienen las instalaciones en las que se investigan los patógenos de transmisión aérea de alta peligrosidad. 

Esto significa que en el interior del laboratorio, la presión atmosférica se mantendrá más baja, para evitar que cualquier elemento salga flotando. Las muestras solo podrán ser manipuladas por brazos robóticos y serán almacenadas en armarios esterilizados. 

Pero esta instalación no solo permitirá proteger a la Tierra de microorganismos, también permitirá almacenar las muestras en un ambiente seguro, de manera que estas no se contaminen con los elementos en la Tierra. 

"Se mantendrán extremadamente limpios y prístinos", comentó Harrington. 

De esta forma se podrán evitar los errores cometidos durante la misión Apollo, y permitirá que las rocas marcianas puedan ser investigadas por generaciones de científicos.

Todo sobre NASA

Todo sobre Planeta Marte