Copas de vino Unsplash

¿La copa diaria es un mito? Estudio afirma que el consumo constante de vino podría acortar la esperanza de vida

  • Por Julieta Garagay

Es de conocimiento popular que una copa de vino diaria es recomendada para problemas cardiovasculares, prolongar la esperanza de vida y otros beneficios para el cuerpo. Pero esto podría ser un mito que estaría llegando a su fin. 

El debate, bajo el que se esconde el hábito de consumir alcohol a diario, se ha inclinado hoy hacia el lado del no consumo, de acuerdo al medio español Business Insider.

El estudio 

Un estudio de la Universidad de Oxford reveló que el consumo de alcohol diario está relacionado con un daño profundo en el ADN. Además, estipuló un límite semanal de ingesta de alcohol, a partir del que se ven cambios significativos en el cuerpo y un aumento en el riesgo de enfermedades.

La investigación, publicada en la revista Molecular Psychiatry, trabajó con datos de 245 mil adultos de Reino Unido. Los científicos dedujeron que los hábitos de consumo de alcohol y la presencia de un marcador biológico esencial para el envejecimiento estaban relacionados.

El estudio concluyó que el consumo de alcohol es dañino y ese daño se produce sin que haga falta beber todos los días. Es más, un día de consumo excesivo basta para provocar perjuicios en el cuerpo.

Daño al ADN

El alcohol afecta a los telómeros del ADN. Estos son parte de una sección del ADN que protege los extremos de los cromosomas. La longevidad de una persona depende de la longitud de los telómeros.

Los telómeros acortan su longitud de manera natural con el paso de los años. Ese acortamiento está asociado con el riesgo de padecer enfermedades como cáncer o Alzheimer. Si el proceso se acelera, el riesgo de padecer estas patologías es mayor. 

Según los investigadores, estos telómeros se verían afectados al beber más de 17 unidades de alcohol a la semana.

El límite de consumo

El límite desde donde empieza a empeorar la salud de una persona son 17 unidades de alcohol, que corresponden a cinco copas grandes de vino a la semana o una pinta de cerveza al día

En el 40% de los encuestados de la investigación, que bebían con frecuencia, se observó un acortamiento de los telómeros.

Por su parte, beber 29 unidades de alcohol a la semana (8 copas de vino grandes) haría envejecer a una persona uno o dos años con respecto a quienes tienen un consumo más moderado.

Según el estudio, esto se debe a las características inflamatorias y estresantes del alcohol a nivel celular. Así, una copa del vino al día excedería las cantidades recomendadas e incidiría directamente en una esperanza de vida menor.

Este artículo está diseñado para informar y no pretende dar consejos o soluciones médicas. Pregúntele siempre a su doctor o especialista si tiene dudas sobre su salud o antes de iniciar un tratamiento.

Todo sobre Alimentación saludable

Todo sobre Salud