Remedios naturales para la acidez estomacal: Así se puede combatir esta molesta condición Pexels

Remedios naturales para la acidez estomacal: Así se puede combatir esta molesta condición

  • Por Meganoticias

La acidez es una afección bastante común que se puede presentar en cualquier etapa de la vida. Existen muchos medicamentos recetados para su alivio, pero también están disponibles varios remedios naturales que se pueden encontrar en casa.

Este ardor es el resultado de la irritación de las paredes del esófago ante su exposición a los jugos gástricos naturales y, en ocasiones, ocurre como vestigio de situaciones de salud más graves.

Muchos de los diagnosticados la describen como una sensación de calor entre el pecho y la garganta, pero otros de sus síntomas son dolor en el pecho, problemas para tragar y efectos similares a los de ingerir líquidos amargos o salados.

Así son los remedios naturales para la acidez

La organización SelectHealth sugiere que uno de los remedios naturales más eficaces para la acidez se realiza con bicarbonato de sodio. Basta con disolver una cucharadita de este polvo en un vaso de agua e ingerirlo, para neutralizar la incomodidad.

También funciona el jugo de aloe, que puede ayudar a calmar la irritación causada por el reflujo. Lo mejor es consumirlo antes de las comidas en pequeñas cantidades y consultar a los especialistas antes de ingerirlo, pues también depende del cuadro de cada paciente.

Comer un plátano o banana puede ser positivo, gracias a las propiedades antiácidas naturales que posee. Consumirlo a diario contrarresta el efecto de los reflujos gástricos, pero en caso de no tener acceso a esta fruta, la manzana es otra opción.

Se pueden usar varios formatos

Los remedios naturales para la acidez también incluyen el té de jengibre, de acuerdo a un artículo del sitio de bienestar TuaSaúde. Esta especia tiene bondades en el área antiinflamatoria y antiemética, que alivian la inflamación del esófago. Asimismo, funcionan el té de hinojo, infusión de regaliz, jugo de pera y vinagre de manzana.

Tomar agua ayuda a muchas de las funciones del organismo, mientras diluye los ácidos y disminuye la sensación de acidez. La revista Hola recomienda que no esté demasiado fría para no dañar la mucosa gástrica.

Más allá de lo que se ingiere, algo tan simple como un paseo puede hacer la diferencia. Sin necesidad de caer en los excesos, unos 10-15 minutos mejorarían la sintomatología.

“Caminar facilita la digestión, lo que significa que el estómago se vaciará más rápido que si te quedas sentado en el sofá después de comer, ya que al estar sentado, se crea más presión en el estómago y puede hacer que el ácido suba hacia el esófago causando acidez”, afirma la farmacéutica Mar Sieira.

Este artículo está diseñado para informar y no pretende dar consejos o soluciones médicas. Pregúntele siempre a su doctor o especialista si tiene dudas sobre su salud o antes de iniciar un tratamiento.

Todo sobre Calidad de Vida