Que no se vuelva un trauma: Consejos para bañar a tu perro en casa como un profesional

Que no se vuelva un trauma: Consejos para bañar a tu perro en casa como un profesional

  • Por Meganoticias

Con la constante entrada y salida de cuarentenas puede que ya no puedas llevar a bañar a tu perro como lo hacías antes, pero no por eso lo puedes descuidar. Sus cuidados e higiene son fundamentales para una tenencia responsable.

Para muchos perros, el baño puede ser algo traumante. No les gusta el agua, pero aun así son obligados a hacerlo. Es por eso que lo mejor es construir una relación de confianza con el agua desde que son pequeños.

Lo mejor es que tengas paciencia, que le des premios y juguetes apropiados para que se calme. Igual que con los niños, mientras más refuerzos positivos ocupes, mejor.

Los consejos

Prepárate con un poco de anticipación, por lo menos ten premios a la mano, para calmarlo.

Una recomendación específica es preocuparse por la temperatura del agua, no debe ser muy caliente ni helada. Puedes probarla en tu antebrazo.

Si tu perro tiene mucho miedo al agua, trata de evitar usar una ducha y prefiere mojarlo de a poco con una fuente o un recipiente un poco más grande.

Paso a paso

Antes de pensar en entrar al agua, cepilla muy bien su pelo, para quitar la suciedad superficial y ayudarlo a que se relaje.

Parte mojando su pelaje lentamente y recuerda revisar la temperatura. Para aplicar mejor el shampoo (solo para perros, no utilices uno que sea para humanos) puedes hacer una especie de lavaza con agua, para que sea más fácil de usar.

Jabónalo suavemente con las manos o una esponja blanda. Siempre parte por las patas traseras y ten mucho cuidado cuando llegues cerca de las orejas para evitar infecciones.

Enjuaga muy bien el shampoo. Cualquier tipo de residuo podría provocarle lesiones, picazón o reacciones alérgicas muy molestas para tu perro. 

Si vas a usar un secador de pelo, enciéndelo antes de que termine el baño, para que se acostumbre al ruido.

Una vez que salga del agua sécalo enérgicamente con una toalla. Asegúrate que las patas traseras y las almohadillas queden sin rastros de agua.

No olvides cepillarlo un poco para darle cariño y terminar todo el proceso con premios.

Todo sobre Mascotas

Leer más de