¡A descansar!: Estos son los beneficios de dormir con almohadas entre las piernas Unsplash

¡A descansar!: Estos son los beneficios de dormir con almohadas entre las piernas

  • Por Meganoticias

Después de un día ajetreado, descansar y dormir bien en una acogedora cama es el deseo de muchos. Sin embargo, hay un elemento que aporta grandes beneficios al final de la jornada del día y es usar la almohada para piernas.

Garantizar condiciones para un sueño reparador ayuda a que los procesos vitales del organismo sean eficientes. Además, es más probable que tengas una jornada exitosa si estás descansado, lo que promueve la regulación hormonal y el control de temperatura corporal, según El Mundo.

Los expertos coinciden en que entre las posturas que las personas adoptan para dormir, lo más importante es que la espalda no sufra. También es necesario evitar las contracciones musculares y los estiramientos prolongados. Las almohadas pueden ser excelentes aliadas para ello.

Beneficios de dormir con almohadas para piernas

En posición fetal, boca arriba o boca abajo es prudente incorporar las almohadas si se desean aprovechar sus beneficios al dormir. Para el primer caso se recomienda poner entre las piernas y adaptarlas a la curvatura de estas.

Si se elige la postura boca arriba la almohada tiene que ubicarse debajo de las rodillas, con el fin de que la cadera esté más alineada y se mantenga una posición natural. En la cabeza también cumple su función, pero debe cuidarse que esté a la altura de los hombros y que no se sienta ni dura ni demasiado suave.

A pesar de que es lo menos recomendado por la tensión y posición de la columna, algunos escogen dormir boca abajo. En esos casos se pueden dar contracturas, dolores en la cervical y lumbalgias.

Elimina la tensión en la espalda

Uno de los beneficios de dormir con almohadas para piernas es que éstas impiden el desplazamiento en la cama y la rotación de las caderas, según el portal LifeStyle.

Su facultad para eliminar la tensión en la espalda genera mayor comodidad, y las dolencias de ciática o lumbago también deberían dejar de ser un problema.

Este hábito también fomenta la alineación de las extremidades y el tronco, favorece la circulación sanguínea y ayuda con las varices u hormigueos. Lo ideal es tener una almohada especial para la zona baja del cuerpo (ergonómica) pero en caso de no disponer de una se puede recurrir a la tradicional.

Las de cervical lateral, doble circulación del aire, con contorno pronunciado, en cuña y para embarazadas son algunos de los modelos más demandados.

Este artículo está diseñado para informar y no pretende dar consejos o soluciones médicas. Pregúntele siempre a su doctor o especialista si tiene dudas sobre su salud o antes de iniciar un tratamiento.

Todo sobre Calidad de Vida