Parecía ser una desarmaduría ilegal pero escondía algo aún peor relacionado a secuestros en Chile

¿Qué pasó?

Un trabajo llevado a cabo por la Brigada de Investigaciones Policiales Especiales (BIPE) de la PDI permitió descubrir una desarmaduría ilegal en la comuna de Santiago, Región Metropolitana.

Sin embargo, la BIPE pudo dilucidar que el lugar que era utilizado para desmontar vehículos, también era un centro donde se mantenían cautivas a personas que eran víctimas de secuestro.

De hecho, el descubrimiento permitió conectar con cinco casos de secuestro que fueron denunciados entre septiembre y octubre.

Una detención

A raíz de la situación fue detenido un hombre de 22 años, de nacionalidad venezolana, el cual se encontraba de manera irregular en Chile y cuya misión era custodiar a los secuestrados.

Esta persona fue detenida por porte ilegal de armas y por su posible vinculación con el secuestro de personas.

¿Qué dijo la PDI?

El jefe de la BIPE de la Región Metropolitana, Hasel Barrientos, indicó que este hecho podría tener relación con otro operativo que dejó a 15 detenidos por los delitos de secuestros.

"Una diligencia relacionada con entrada y registro a este domicilio, que correspondía conforme a la investigación llevada con distintos delitos de secuestros, incluso asociada directamente con la operación desarrollada la semana recién pasada, se pudo establecer este lugar, como un lugar de cautiverio en uno de esos casos de secuestro", precisó Barrientos.

El lugar que funcionaba como desarmaduría y centro de cautiverio pertenece a la Municipalidad de Santiago, por lo que se hizo la respectiva denuncia en mayo pasado.

"Hay personas que se han tomado lugares y los usan para la comisión de delitos permanentes y delitos de extrema gravedad que aquí ha sido señalado", señaló la alcaldesa de Santiago, Irací Hassler.

Es la Fiscalía Metropolitana Centro Norte quien liderará la investigación.

La nota informa un proceso judicial en curso, por lo que los involucrados no deben ser considerados culpables hasta que la justicia lo determine.