"El problema del gobierno se llama Frente Amplio": Mauricio Morales y resultado de nueva encuesta Cadem

  • Por Meganoticias

¿Qué pasó?

El académico de la Universidad de Talca, Mauricio Morales, analizó los resultados de la Encuesta Plaza Pública de Cadem de este domingo 23 de octubre, señalado que "el problema del gobierno se llama Frente Amplio".

¿Qué dijo?

El gobierno aún no se repone de la dolorosa derrota del 4 de septiembre. Incluso, a veces da la sensación de que no ha tomado nota de ese resultado. El gabinete, sin embargo, muestra ciertos destellos. La ministra Camila Vallejo tiene la difícil tarea de comunicar alguna buena noticia, y pasó de estar preocupada de las vocerías de Tellier y Jadue a concentrarse en la gestión gubernamental.

En tanto, la ministra Ana Lya Uriarte está dando todo para que Karol Cariola sea la Presidenta de la Cámara, y de manera paralela está con los ojos puestos en el acuerdo político por una nueva Constitución. La ministra Carolina Tohá y el subsecretario Manuel Monsalve tuvieron un 18 de octubre menos violento de lo que esperaban, y se les nota más comprometidos que el Presidente con el rol de Carabineros.

¿Y el equipo económico?

El equipo económico, por su parte, desapareció junto con Mario Marcel. De ser protagonista en los primeros meses, el jefe de cartera pasó inexplicablemente a convertirse en un actor de reparto. Nadie sabe qué sucede con él- salvo rumores- aunque es sabido su desacuerdo con el estilo y las convicciones del subsecretario Ahumada.

Su único objetivo este año es sacar adelante la reforma tributaria, pero al parecer el camino está complicado no solo por los partidos de derecha, sino que también por la DC y el PDG.

Altos niveles de aprobación

Sin embargo, y a pesar de este complejo panorama, el gabinete del Presidente Boric muestra sorprendentes niveles de aprobación. Monsalve, Aguilera, Marcel y Montes obtienen cifras iguales o superiores al 60%, y ministerios conflictivos como Segegob, Interior y Segpres están en torno al 55%.

Los ministros peores evaluados, en tanto, son los de Economía y Desarrollo Social, dos áreas particularmente sensibles en medio de una crisis de alto impacto como la que vive Chile. Estas dos carteras están en manos del Frente Amplio.

Y ahí radica el problema. Mientras el "socialismo democrático" ya asumió la derrota del 4 de septiembre y el PC la está digiriendo, el Frente Amplio y el propio Presidente se resisten, buscando causas tan curiosas como que la Convención Constitucional fue demasiado adelantada respecto al pueblo de Chile. Ese negacionismo tiene envenenado al gobierno, combinándose así dos cosas. Primero, una mala evaluación de dos carteras relevantes que están en manos del Frente Amplio. Segundo, una resistencia casi institucional del propio Frente Amplio -y del Presidente- a reconocer la derrota política, programática, ideológica y estratégica que sufrió en el plebiscito de salida.

Es en este contexto en que debemos entender la brecha entre aprobación (26%) y desaprobación presidencial (66%) que alcanza los 40 puntos, a lo que se añaden expectativas económicas dramáticamente malas y un clamor ciudadano por orden público que aún no encuentra respuesta en el gobierno.

Lo único que sostiene la estantería de la administración Boric es el gabinete. Pero no todo el gabinete. Más bien, es Vallejo más el "socialismo democrático".

Todo sobre Cadem