Ministerio Público presenta acusación por homicidio contra la madre de Melissa Chávez: Se pide presidio perpetuo

  • Por Julieta Garagay / Juan Pablo Díaz

¿Qué pasó?

Esta semana el Ministerio Público presentó una acusación por homicidio contra Mirta Ardiles, principal sospechosa en el crimen de Melissa Chávez, la niña de 12 años que fue asesinada en su casa de Coquimbo.

La acusada, además, enfrenta otros cargos como cómplice de delitos perpetrados por su pareja en contra de su hija, Melissa.

El caso

El 26 de noviembre de 2020, una alarma por incendio en una casa descubrió el asesinato de Melissa Chávez, una niña de 12 años.

El comandante del Cuerpo de Bomberos de Coquimbo, Humberto Silva, dijo que "no teníamos información de que adentro había una persona, hasta que bomberos llegaron al lugar y encontraron el cuerpo en la habitación".

Tras los peritajes se descubrió que a Melissa la asesinaron de once puñaladas, se desangró en su cama y que quisieron ocultar su asesinato provocando un incendio.

El 2 de febrero de 2021 detuvieron a Mirta Ardiles, y fue formalizada por parricidio e incendio en lugar habitado. La mujer lleva más de un año en prisión preventiva en la cárcel de Huachalalume de La Serena. En 2021 también se detuvo a Luis Santander por el delito de violación y abuso reiterado contra la menor. 

Los cargos

Ahora, la fiscalía presentó ante el Juzgado de Garantía de Coquimbo la acusación por homicidio contra Ardiles, además de los cargos como cómplice de abuso sexual y violación de Santander

El fiscal regional (S) de Coquimbo, Claudio Correa, dijo que para Ardiles "se está pidiendo una pena de presidio perpetuo. Respecto del varón, se piden más de 20 años de prisión". 

Además, la mujer arriesga 18 años por el delito de incendio en lugar habitado, 15 años como cómplice del delito reiterado de violación de menor de 14 años y 7 años como cómplice del delito reiterado de abuso sexual de menor de 14 años. 

Contra Santander se piden 18 años por el delito reiterado de violación y 15 por abuso sexual. El 3 de noviembre, a casi dos años del crimen, se realizará la audiencia de preparación del juicio oral

La nota informa un proceso judicial en curso, por lo que los involucrados no deben ser considerados culpables hasta que la justicia lo determine.