Itv Patagonia

"Tengo mi alma partida": madre pide justicia contra conductor ebrio que lesionó gravemente a su hijo en accidente

  • Por Claudia Garrido

¿Qué pasó?

Justicia por su hijo es lo que pide Claudia Culun, madre de Matías, de 5 años, quien resultó con heridas de gravedad tras protagonizar un accidente de tránsito provocado por un conductor ebrio en Punta Arenas, Región de Magallanes.

Varios lesionados

El accidente ocurrió la noche del lunes 27 de junio mientras el menor iba a bordo de un vehículo junto a otra menor, el padre y su pareja. Ese día, un conductor ebrio y bajo los efectos de las drogas, según se informó en el control de detención, chocó al automóvil donde iba Matías, dejando varios lesionados. 

El más afectado fue Matías, quien debió ser intervenido de urgencia en el Hospital Clínico de Magallanes debido a que su intestino delgado estaba perforado y además tenía daños en el intestino grueso. En tanto, el resto de los ocupantes de los dos vehículos sufrió contusiones físicas, aunque de menor gravedad. 

"Le quitaron todo"

Al respecto, la mujer recordó que “nosotros llegamos al tiro (…), mi hijo estaba recién en la ambulancia, me subí y no vi a nadie más”, según consignó Itv Patagonia

“Tengo mucha impotencia porque mi hijo fue más condenado que la persona que causó el accidente. Seguimos en el hospital (…). Mi hijo está tomando recién 10 gotas de agua de 10 ml, comenzará a comer papilla, le costó hacer sus necesidades, está con sonda para hacer pipí". 

Manuel Lonconado, conductor del vehículo que causó el accidente, fue formalizado quedando con la medida cautelar de arresto domiciliario nocturno, lo que generó la disconformidad de Claudia y por lo cual está organizando una marcha para este sábado a las 17:00 horas. 

“Mi hijo jugaba a la pelota, era un niño activo y le quitaron todo. Ahora debe aprender a comer, a caminar. Le quitó todo, a todos nosotros. Yo tengo mi alma partida, ya no tengo más lágrimas para derramar (…). Por eso le pido a la gente que me ayude”, manifestó la mujer. 

“Me duele ver a mi hijo llorar en las noches de dolor, porque le duele su guatita, porque no me puede abrazar”, agregó.

Leer más de