Flyer en auto de apoderada: Es falso que existan las drogas de contacto AFP

Flyer en auto de apoderada: Es falso que existan las drogas de contacto

  • Por Gabriela Tapia

En un colegio de La Reina, supuestamente, una apoderada denunció haber sido drogada al tocar un volante que alguien dejó en la manilla de la puerta. Según un relato que circula en redes sociales, la mujer dijo que tras veinte segundos el contacto con el papel le produjo malestares, pérdida de memoria y parálisis.

Hay múltiples denuncias como esta en redes sociales, donde la historia se repite: la entrega de un volante, el contacto con el pasamanos del Metro o un roce con una persona desconocida. Acto seguido, mareos, alto ritmo cardíaco, vista borrosa y pérdida de conciencia.

Sin embargo, la ciencia no tiene registro de una droga que por contacto con la piel pueda causar un efecto tan rápido y severo, ya que para una intoxicación de esas características se necesita la ingesta del fármaco vía oral o aspirarlo como gas.

“No existen”

En conversación con Meganoticias, el doctor Leonel Rojo, académico de Toxicología de la Universidad de Santiago de Chile (USACH), fue enfático en asegurar que “no existen drogas que por el mero contacto con la piel puedan producir síntomas centrales”.

En esta línea, el experto asegura que para presentar esta sintomatología se necesitan drogas volátiles, es decir que se evaporan en el ambiente. “Las sustancias en polvo o sólidas es altamente improbable que ejerzan algún efecto cerebral, porque no tienen cómo llegar al cerebro de una manera tan acelerada”, destaca.

Así, para poder tener un rápido efecto como el descrito anteriormente, Rojo afirma que “la forma de llegar al cerebro que es más rápida que la vía endovenosa, es la vía inhalatoria, y para que entren por la vía inhalatoria deben ser aspiradas en la forma de un gas”.

Advertencia desde 2018

Ya en 2018 se hablaba de las drogas de contacto, por lo que ante el pánico que generan, el Instituto de Salud Pública (ISP) emitió un comunicado descartando su efecto a través de la piel, ya que para causar efecto debe ser ingerida por vía oral.

El entonces jefe del subdepartamento de Sustancias Ilícitas del ISP, Boris Duffau, aseguró que “es importante señalar que la escopolamina tiene muy poca absorción por la piel, así que no sería posible poder someter a una persona sólo con el hecho de tocarla, o tocarla con un papel impregnado con la sustancia y provocarle una sedación para que un delincuente pudiese cometer algún ilícito contra esta persona”.

La escopolamina es uno de los componentes de las drogas de origen vegetal, pero lo más probable es que la hayas escuchado como burundanga. “Sería muy difícil que la burundanga llegara al cerebro a partir de que alguien la toque directamente con las manos, porque no tiene ninguna penetración cerebral por esa vía”, coincide el académico USACH.