Profesor acusado de abuso sexual estuvo preso casi 2 años, fue absuelto y ahora será indemnizado con $93 millones Aton

Profesor acusado de abuso sexual estuvo preso casi 2 años, fue absuelto y ahora será indemnizado con $93 millones

  • Por Claudia Garrido

¿Qué pasó?

La Corte de Apelaciones de Santiago ordenó el pago de $93 millones por concepto de daño moral y lucro cesante a profesor de religión que estuvo 22 meses en prisión preventiva y que finalmente resultó absuelto de los cargos de abuso sexual contra menores.

¿Qué dice el fallo?

En detalle, el tribunal de alzada determinó el pago de una indemnización de $23.192.598 por concepto de lucro cesante, y $70.000.000 por daño moral para el docente.

El fallo señala que “atendido el mérito de los antecedentes y conforme lo dispone el artículo 752 del Código de Procedimiento Civil, se aprueba la sentencia elevada en consulta de veintisiete de enero pasado, dictada por el Duodécimo Juzgado Civil de Santiago”.

Cabe señalar, que la sentencia de primera instancia y ratificada por la Corte, estableció que “la responsabilidad de la Administración del Estado evolucionó hasta reconocer la responsabilidad del Estado - Administrador, siendo pacífico en la actualidad que aquella tiene como factor de imputación la ‘falta de servicio’, que se presenta como una deficiencia o mal funcionamiento del servicio en relación a la conducta normal que se espera de él, estimándose que ello concurre cuando el servicio no funciona debiendo hacerlo y cuando funciona irregular o tardíamente, operando así como un factor de imputación que genera la consecuente responsabilidad indemnizatoria”.

En tanto, la resolución de la Corte resolvió que “se acoge parcialmente la demanda deducida a folio 1, solo en el sentido de que se condena al demandado fisco de Chile, a pagar al actor, la suma equivalente a 22 meses de docencia como profesor de religión, por un monto mensual de $1.054.209 por concepto de lucro cesante más la suma de $70.000.000, a título de daño moral.

Los hechos

A mediados de 2016 el docente se trasladó de Talca a Santiago para trabajar como profesor de Religión y Filosofía en un colegio ubicado en la comuna de San Ramón.

El 9 de noviembre de 2017, al terminar la clase en un tercero básico, sacó a todo el curso de la sala y dijo que tres alumnas se despidieron. Una llevó el libro de clases a Inspectoría, otra se ofreció a llevarle el bolso a la sala de profesores y la tercera se despidió de él con un beso en la cara.

Al regresar del almuerzo, el director del establecimiento le comunicó que había una acusación en su contra por “tocaciones indebidas” a las tres alumnas, quienes le habrían comentado a un compañero lo sucedido y que este se lo dijo a una de las apoderadas, quien se lo informó al profesor jefe de las niñas y este último se lo manifestó al director del establecimiento.

El propio afectado relató que el director le solicitó que redactara una carta con todo lo sucedido en esa clase y posteriormente le solicitó que se fuera a su casa. Una vez ahí, cerca de las 17:00 horas, llegó Carabineros para tomarlo detenido por la denuncia de las niñas.

Al día siguiente, pasó a control de detención y fue formalizado, decretándose la medida cautelar de prisión preventiva en su contra por peligro de fuga, fijándose un plazo de investigación de 90 días.

Tras el hecho, en la audiencia de revisión de medidas cautelares se mantuvo la prisión preventiva y además fue formalizado por otros cinco hechos, sin embargo, posteriormente el Ministerio Público le comunicó que no perseveraría por uno de ellos.

Posteriormente, la Fiscalía lo acusó por seis hechos y solicitó una pena de 20 años de presidio mayor en su grado máximo para el profesor.

Finalmente, el 14 de agosto de 2019, el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Santiago, lo absolvió de todos y cada uno de los cargos.

Leer más de