Compró departamento nuevo, presentó filtraciones de agua y ahora le rebajaron un 25% del precio y le pagarán $5 millones ATON

Compró departamento nuevo, presentó filtraciones de agua y ahora le rebajaron un 25% del precio y le pagarán $5 millones

  • Por Meganoticias

¿Qué pasó?

La Corte de Apelaciones de Santiago confirmó un fallo que condenó a una empresa inmobiliaria a pagar $5.000.000 a una mujer que adquirió un departamento nuevo, y a rebajar en un 25% el precio de la compraventa.

Lo anterior se debe a que el inmueble, ubicado en la comuna de Independencia, presentaba desperfectos que provocaban filtraciones de agua.

El caso

Fue el 4 de marzo del 2016 que la mujer celebró el contrato de compraventa con Inmobiliaria Belisario Prats, en el que adquirió el departamento con el propósito de realizar una inversión y arrendarlo.

En la demanda se señala que si bien en el contrato se deja constancia de que el inmueble se entregó a entera satisfacción de la compradora, esto sólo dice relación con las características, calidad y condiciones ofrecidas en la publicidad, y no respecto a los vicios ocultos que se habrían presentado.

La mujer sostiene que el 8 de abril de ese año se verificó las condiciones del departamento con la empresa "Checklist" en las que se encontró con los siguientes problemas: 

  • Se encontraba anegado e inundado.
  • Las paredes húmedas, por lo que el papel mural y paredes estaban dañadas.
  • El cielo del living teñido de verde, con grumos y piquetes, manteniendo un par de goteras.
  • Habían posas de agua en el suelo que al secarse tiñeron y levantaron el piso.

Intentos de reparación

La inmobiliaria accedió a efectuar las reparaciones, señalando que en un plazo máximo de 15 días se haría la nueva entrega. Pese a esto, durante los trabajos debió hacerse cargo del pago de servicios básicos y gastos comunes. Finalmente, la nueva entrega se llevó a cabo el 26 de mayo, excediendo el plazo comprometido.

Según le informaron, la situación habría ocurrido por una bodega que se encontraba arriba del departamento, la que no habría estado bien sellada. Sin embargo, en junio del año 2016 el inmueble volvió a presentar los mismos inconvenientes, los que quedaron al descubierto en una visita de una corredora de propiedades.

Así, nuevamente se debió entregar la llave del departamento a la inmobiliaria, la que volvió a ser devuelta en la quincena de julio del 2016.

Efectuada la entrega, se publicó nuevamente para darlo en arriendo, lo que finalmente se concretó el 27 de julio, mismo día en que la corredora visitó el inmueble para efectuar un inventario, percatándose que los problemas continuaban.

Esto obligó a posponer la firma, se debió volver a realizar arreglos y el 2 de septiembre se entregó nuevamente el inmueble. Esta vez, antes de volver a arrendarlo esperó que lloviera para asegurarse, pero la precipitaciones siguientes fueron mínimas y nada le ocurrió al departamento. Todo siguió con normalidad hasta el 11 de mayo de 2017, cuando el arrendatario alertó que en un día de lluvia se filtró agua, por lo que se retornó al proceso de reparación.

Rebaja del precio y pago de $5 millones

La demandante alegó que durante todo el tiempo transcurrido el departamento no ha podido ser destinado a la finalidad para la que se compró, y que a pesar de ser nuevo, no ha podido ser habitado de manera permanente.

Teniendo en cuenta estos antecedentes, el Noveno Juzgado Civil de Santiago, decidió acoger la demanda y ordenó a la inmobiliaria a pagar a la mujer $5 millones por lucro cesante.

Además, dictó que se deberá rebajar en un 25% el precio pactado de 1.746,8 UF ($55.800.000 aproximadamente), lo que se traduce en el pago de 436,7 UF ($13.900.000 aproximadamente).

Leer más de