Aton / Referencial

"Que averigüe bien": alcaldesa Ripamonti habla de ollas comunes costeadas por el narcotráfico y desata molestia en Viña

  • Por Ariel Araya

¿Qué pasó?

La alcaldesa de Viña del Mar, Macarena Ripamonti, se ha visto envuelta en una polémica tras señalar que algunas ollas comunes realizadas en su comuna durante la pandemia habrían sido financiadas por el narcotráfico. Sus palabras fueron muy mal recibidas por algunas dirigentas, quienes incluso le pidieron que ofreciera disculpas. 

¿Qué dijo?

"Salen del Puerto de San Antonio 16,3 toneladas de cocaína. Eso hay que atacarlo con fuerza, porque va a llegar un momento en que no vamos a poder", comenzó diciendo la autoridad municipal, de acuerdo al diario La Estrella de Valparaíso, en el lanzamiento de los Fondos Nacionales de Seguridad Pública realizado en el Palacio Rioja.

"Todo esto significa la mayor presencia del Estado, el Estado no puede abandonar más a las comunidades, porque cuando el Estado abandonó las más de 120 ollas comunes que hubo en Viña del Mar, adivinen quién las costeó. Ese es el problema cuando no llega el Estado. En Valparaíso y en todas las comunas pasa lo mismo", añadió.

"El Estado está y ocupamos el espacio que otros no ocupan, que es el espacio de los delincuentes, narcotraficantes", sostuvo.

Posteriormente, Ripamonti agregó que "recuerdo hace un par de años en una comisión del Congreso Nacional que la más alta autoridad, comandante en jefe, señalaba que se habían perdido unas armas y pertrechos militares y que habían sido entregadas a narcotraficantes, y usted le pregunta a una alcaldesa a qué se refiere con que algunas ollas comunes podrían estar siendo, digamos, financiadas por grupos delictuales, por supuesto que sí". 

"Que pida disculpas públicas"

Según el citado medio, sus palabras generaron molestia en parte de la comunidad. Susana Ruminot, presidenta de la junta de vecinos Palmas Chilenas de Forestal y quien tuvo a su cargo una olla común, dijo que, aunque desconocía la realidad de otros sectores, se sentía ofendida con los dichos de Ripamonti, pues relató que hasta insultos recibió mientras recolectaba comida para la olla común. 

"Es una falta de respeto, porque somos dirigentas, nos jugamos la vida por nuestra gente. Somos mujeres, la mayoría jefas de hogar con niños chicos, que no tienen ningún ingreso, sin pega. Ella básicamente nos está diciendo que nosotros actuamos con los delincuentes y con el narcotráfico", dijo Ruminot a La Estrella de Valparaíso. 

"Ella primero que averigüe bien, como corresponde, antes de abrir la boca. Que contrate un detective o qué sé yo, pero que no nos venga a tratar así. Yo llevo 15 años como dirigenta, es un trabajo ingrato, nadie nos paga y más encima las autoridades nos han tenido alejados. Es feo y horrible, debe medir sus palabras. Que pida disculpas públicas", agregó.

Por otro lado, Carolina Rojas, dirigenta del Comité de Acogida 2001 del campamento Manuel Bustos, afirmó que "en nuestro campamento funcionaron tres ollas comunes, jamás existió dicho aporte y hoy, que funciona un comedor solidario, no tenemos antecedentes de ello".

"Para hacer ese tipo de declaraciones se deben tener antecedentes concretos y ser entregados a quien corresponda, ya que esto genera temor y desconfianza entre dirigentes que se han sacado la mugre por ayudar a las familias", finalizó. 

Todo sobre Macarena Ripamonti