MegadenunciasEscríbenos aquí
Médico erró dos veces el diagnóstico de paciente que murió luego de una trombosis que era tratable Agencia UNO

Médico erró dos veces el diagnóstico de paciente que murió luego de una trombosis que era tratable

  • Por Meganoticias

¿Qué pasó?

Un médico de Calama fue condenado por el delito de cuasidelito de homicidio por su responsabilidad en la muerte de una paciente en 2015 cuyos síntomas no fueron bien evaluados por el acusado quien finalmente emitió un diagnóstico erróneo.

El imputado, identificado como Alejandro Sánchez Sierra, fue condenado a la pena de 541 días de reclusión menor en su grado medio, además de la suspensión para postular a cargos y oficios públicos durante el tiempo que transcurra la condena.

Sin embargo, al sentenciado se le sustituyó la pena privativa de libertad por la de reclusión parcial nocturna, debiendo cumplir una noche por cada día de privación de libertad al cual ha sido condenado, es decir 541 días.

¿Qué dijo la Fiscalía?

El fiscal adjunto de Calama, Gabriel Zepeda, señaló que “el acusado no evaluó correctamente los síntomas de la víctima misma ni la información dada por los familiares de ella, ni las atenciones previas de la paciente en el Hospital de Calama; tampoco el acusado tomó en cuenta el largo periodo de inmovilidad de la paciente en su viaje por tierra de Santiago a Calama, realizado el 19 de diciembre de 2014”.

Además dijo que “el acusado infringió la Lex Artis Médica al no dar tratamiento adecuado a la dolencia de la víctima, esto es trombosis venosa profunda, consistentes en exámenes para detectarla a tiempo, como el Ecodoppler con tratamiento de anticoagulante heparina, restándole sobrevida a la víctima ante una patología grave que afecta anualmente a 17.000 personas en nuestro país”.

Antecedentes del caso

El hecho ocurrió el 21 de diciembre de 2014, cuando la víctima, que había viajado en bus de Santiago a Calama el 19 de diciembre comenzó con dolores en su pierna derecha y mareos, además de desmayarse.

Por lo anterior, fue trasladada a la urgencia del Hospital Carlos Cisternas de Calama donde fue atendida por un médico que le diagnosticó lipotimia, tras lo cual ordenó la realización de exámenes de sangre, una consulta al cardiólogo y luego la derivó a su domicilio.

Posteriormente, el 25 de diciembre de 2014, nuevamente asistió a la urgencia del mismo recinto hospitalario por un dolor en la pierna derecha, dificultades para respirar y desmayos.

En esta ocasión, fue atendida por el doctor Alejandro Sánchez quien le diagnosticó una costocondritis y le prescribió medicamentos, derivándola a su domicilio.

El 30 de diciembre de 2014, la víctima otra vez se acercó al servicio de urgencias del hospital tras presentar decaimiento en general donde fue atendida por segunda vez por Alejandro Sánchez, quien en esta oportunidad le diagnosticó una bronquitis obstructiva, por lo cual le prescribió medicamentos y la derivó a su domicilio.

Sin embargo, horas más tardes, mientras estaba en la sala de espera para retirarse a su domicilio. la paciente se desmayó y fue reingresada a la urgencia donde fue atendida por otro doctor que le administró medicamentos y la derivó a su domicilio.

Ya el 1 de enero de 2015, la paciente llegó al servicio de urgencia del hospital con un paro cardiorrespiratorio donde tras ser atendida por otro médico finalmente falleció en horas de la tarde.

Tras realizar la autopsia de rigor en el Hospital de Calama se determinó que la causa de muerte fue un “tromboembolismo pulmonar secundario a trombosis venosa profunda de pierna derecha, concluyendo la existencia de hallazgo de trombos pulmonares en distintas etapas de evolución”.

Ver cobertura completa