Le exigía fotos íntimas: Víctima de vendedor de desayunos enseña el formulario con el que fue hackeada

Le exigía fotos íntimas: Víctima de vendedor de desayunos enseña el formulario con el que fue hackeada

  • Por Meganoticias

¿Qué pasó?

Magdalena Araujo, de 22 años, es otra de las decenas de víctimas del supuesto vendedor de desayunos, que hackeó su cuenta de Instagram y prontamente la extorsionó para recibir fotos íntimas.

Fue un mensaje que le llegó a través de Instagram, avisándole que se había "adueñado" de su cuenta original y le pedía fotos íntimas para poder recuperarla. ¿La condición? Es que debían ser 10 fotografías y mostrando el rostro. De aceptar, el sujeto "prometía" entregarle la nueva clave

Magdalena intentó persuadirlo, ofreciéndole un mes de suscripción a su cuenta de OnlyFans, pero el sujeto rechazó la contraoferta. "Soy impulsiva y estaba bien angustiada, así que le pasé las fotos", señala ella. Aun así, no mostraba el rostro, lo que causó el enojo del hombre y le exigió más imágenes.

Publicó sus fotos íntimas

"Le ofrecí un trato: te mando más fotos, pero si me das tus datos personales", cuenta que le ofreció al sujeto en conversación con LUN. Accediendo, ella envió más material en modo "incógnito", modalidad de Instagram que permite ver las fotos una sola vez, pero, el sujeto tomó pantallazos.

Ella, indignada, la negociación acabó en una pelea, pero él cumplió su parte del trato y le entregó la nueva clave. No obstante, publicó las fotos de la "negociación" en esa misma cuenta.

Decidió investigarlo y lo denunció

Una vez con su cuenta original en su poder, Magdalena decidió investigar al hombre, percatándose de que había un número distinto al suyo. Con esa pista, dio con un negocio de venta de desayunos.

"Sabía que ellos me habían hackeado el Instagram. Así que le hablé por WhatsApp como una clienta. Mi pololo, quien sabe mucho de computación, creó un link que guarda la dirección IP", relata ella. Con ello, pudieron percatarse que la IP coincidía, tratándose de la misma persona.

Intentaron realizar una supuesta venta de desayuno y el sujeto, en primer lugar, dio los de su esposa. "¿Tienes otros datos de transferencia?", le propuso ella y fue ahí cuando dio los del hombre, confirmando la identidad del "hacker".

Pese a ello, Magdalena asegura que ya había hecho una denuncia a la Fiscalía pero sin un nombre. Con esta investigación, aportó los datos descubiertos a la PDI, quienes le señalaron que tenía cargos anteriores por los mismos delitos.

Este es el formulario:

Leer más de