Testigo clave explica motivo de la riña con Mark González:

Testigo clave explica motivo de la riña con Mark González: "Lo de los balazos es una mentira"

  • Por Meganoticias

Este martes uno de los involucrados en la agresión que recibió el futbolista Mark González, entregó mayores antecedentes de lo que habría provocado la riña en la cual el futbolista resultó lesionado.

Se trata de Jilberto, hombre que en el video se ve llegando a caballo al lugar y quien explicó que entre los involucrados estaba su hijo y sus nietos.

"Por el perro empezó todo"

En una conversación con Mucho Gusto, entregó su versión indicando que “esta gente fue a aquella loma y yo les dije que se devolvieran porque andaban con un perro”.

“Pararon y dieron malas respuestas, groseras. Pararon donde hay un letrero, entonces vinieron mis nietos y les dijeron que se fueran”, manifestó.

Sobre el motivo para solicitarles que se fueran del lugar, Jilberto dijo que no podían pasar porque “este es campo ganadero, es privado, las vacas están pariendo”.

“Los chiquillos les dijeron ‘ya váyanse, salgan de aquí’ y el gallo (Mark) le largó el perro y hay uno que fue mordido”, expresó.

Según su versión, “cuando el perro se les tiró, le iban a pegar al perro los chiquillos y ahí el gallo (Mark) se enojó y se calentaron los ánimos”.

“Por el perro empezó todo y después llegó mi hijo y ya estaban peleando, porque el gallo no recogía el perro”, afirmó.

En cuanto a su participación, recalcó que “yo vine a apartarlos, a mí no me conviene que peleen así. Ahí llegó mi hijo y como le estaban pegando los chiquillos, ahí el hombre (Mark) pescó un cañón de agua potable y empezó a darle”.

Descartó balazos

Sobre unos supuestos balazos, Jilberto aclaró que “el chiquillo andaba con un rifle que se lo encontró por ahí, pero lo de los balazos es una mentira. Yo tengo testigos de que no eran balazos, eran piedras contra las latas, porque después se agarraron a piedrazos”.

“Yo los aparté un poco y hasta un palo me pegó a mí el fulano. Todos se agredieron porque le echaron el perro que mordió al chiquillo. Ahí quedó la embarrada”, aseveró.

En cuanto a las declaraciones de González, Jilberto mencionó que son “puras mentiras, yo llegué a caballo y ni fumo, quién andaba drogado".

"Al que le partieron la cabeza (su hijo) tiene tres operaciones al corazón y al cerebro y lo dejaron preso anoche”, concluyó.