"La mordí con fuerza": Cobra se enrolló en el brazo de un niño y él la mató a mordiscos

Lo común es que sea al revés, pero en India ocurrió un particular acontecimiento. Resulta que una cobra venenosa murió tras ser mordida por un niño de 8 años, a modo de defensa porque el animal estaba enroscado en su brazo.

A pesar de que la serpiente lo atacó mediante una mordida, esta habría sido seca, pues no alcanzó a liberar el veneno desde sus colmillos. Al ver que no podía sacársela, el pequeño le dio dos mordiscos, ocasionándole la muerte instantánea.

El hecho ocurrió en una remota aldea de India, mientras el protagonista de esta insólita historia jugaba en el patio trasero de su casa.

"Lo mordí con fuerzas dos veces"

Según cuenta el joven, identificado como Deepak por la prensa local, el hecho se remonta al lunes 31 de octubre pasado. "La serpiente se enredó alrededor de mi mano y me mordió. Yo estaba con un gran dolor. Como el reptil no se movió cuando traté de quitármelo de encima, lo mordí con fuerza dos veces. Todo sucedió en un instante", dice.

Tras cometer el heroico acto, el pequeño igualmente fue llevado por su familia a un centro de urgencia cercano a su aldea. Ahí lo atendió el doctor Jems Minj, quien entregó más detalles sobre el tratamiento realizado.

 

Imagen referencial.
Imagen referencial.

 

"Se le administró rápidamente veneno antiserpiente y se mantuvo bajo observación durante todo el día", detalla el profesional, asegurando que fue dado de alta cuando ya la situación estaba controlada.

Por su parte, el especialista en serpientes, Qaiser Hussain, explicó la mordedura seca del animal. Primero, señaló que "Deepak no mostró ningún síntoma y se recuperó rápidamente debido a la mordedura seca, cuando la serpiente venenosa ataca, pero no libera veneno".

"Tales mordeduras de serpiente son dolorosas y pueden mostrar solo síntomas locales alrededor del área de la mordedura", agregó el herpetólogo.

Mordedura seca como mecanismo de defensa

De acuerdo a lo consignado por Deutsche Welle, los especialistas dicen que las serpientes suelen realizar mordeduras secas como mecanismo de defensa, de modo de advertir a los animales más grandes que ellas.

Sin embargo, esto no significa que no quieran hacer una mordida venenosa. De hecho, el sitio web Cigna señala que entre el 25 y el 50% de las mordeduras son secas, por lo que existe una alta posibilidad de que la mordida pueda ser venenosa.

Leer más de