Fue condenado a la cárcel por violación, pero después de 10 años pudo comprobar su inocencia gracias a Facebook

  • Por Meganoticias

Brian Banks era un destacado jugador de fútbol americano, pero en 2002 su vida dio un giro inesperado cuando una compañera de colegio lo acusó de violación. Él siempre aseguró que era inocente.

En ese entonces, Banks tenía apenas 16 años y su sueño era llegar a la NFL. De hecho, fue contratado por un equipo profesional, pero tras la denuncia de Wanetta Gibson terminó tras las rejas. 

Falsa denuncia

Según detalló Clarín, Gibson declaró que el joven deportista estadounidense había abusado sexualmente de ella en las escaleras de la escuela secundaria de Long Beach, donde ambos estudiaban. Las autoridades le creyeron y detuvieron a Banks.

En el juicio, Brian tuvo que tomar una de las decisiones más difíciles de su vida; luchar por comprobar su inocencia, pero arriesgándose a ser condenado a 41 años de prisión, o aceptar un trato por una pena menor, pero admitiendo su culpabilidad. 

Por temor a las consecuencias, Brian optó por la segunda opción. Lo acordado con la policía de California señalaba que debía pasar 5 años en prisión, además de otros 5 de libertad condicional y quedar en el registro como delincuente sexual.

La supuesta víctima también denunció al establecimiento por ser un "entorno no seguro". Debido a su victoria en el juicio, el centro de estudios la indemnizó con 1,5 millones de dólares.

Giro en el caso

En 2011, casi una década después de la denuncia, Gibson contactó a Banks para pedirle perdón por lo sucedido. Él no aceptó las disculpas y le pidió que grabara un video admitiendo su mentira. 

Gracias a un chat de Facebook entre Gibson y Banks se pudo comprobar que las acusaciones eran falsas. Por esto, y otras pruebas recolectadas, la justicia decidió exonerar al deportista en 2012. La mujer tuvo que devolver el dinero y además pagar 1,1 millones de dólares en honorarios.

 


Brian Banks junto a su madre, emocionados tras su inocencia probada.

 

El caso se viralizó en Estados Unidos y en 2018 llegó a los cines con la película "Brian Banks, nunca es tarde". Recientemente, medios internacionales revivieron la historia y destacaron el presente de Brian.

Después de trabajar en el área de comunicaciones de la NFL, Brian se encuentra actualmente dedicado a dar charlas en público sobre su caso, con el objetivo de generar conciencia sobre las falsas denuncias y lo que pueden provocar quienes las sufren.

Leer más de