"Lo que hicieron no tiene nombre": Le negaron una cesárea y su bebé murió después de un doloroso parto de cinco horas

  • Por Meganoticias

Lo que debía ser un día de alegría se convirtió en una tragedia para Micaela Vilchez, una madre primeriza de 23 años, que forzaron a parir y le negaron una cesárea en una maternidad de Pilar, una ciudad de Argentina.

El hecho trascendió a los medios de comunicación luego de que el papá de la joven, Guillermo Vilchez, denunciará la negligencia por parte de los médicos.

“Lo que hicieron no tiene nombre”, dijo el indignado hombre que lejos de celebrar el nacimiento de su nieto, hoy llora su muerte.

Los médicos le negaron la cesárea

La tragedia de esta madre primeriza comenzó el pasado 14 de septiembre cuando acudió a la maternidad para su último control prenatal.

Luego de que la atendieron sugirieron internarla porque, según los médicos, el niño nacería pronto. Micaela acató la instrucción y quedó internada en el hospital.

Dos días después comenzó un verdadero sufrimiento para la mujer y su bebé. El niño era demasiado grande para un parto natural, según indicaron dos doctoras que la vieron en sala de parto, las especialistas recomendaron hacer cesárea.

Sin embargo, otro doctor argumentó que no era necesario por lo que instruyó continuar con el parto natural.
El procedimiento se alargaba. Micaela no soportaba los dolores de parto. Era tal su desesperación que ella misma rogó a los doctores que le hicieran cesárea. Una vez más se negaron.

“Dos médicos se le subieron arriba de la panza”, contó el padre de la joven a TN. Los familiares están consternados por lo ocurrido.

Micaela dio a luz y el bebé murió

Durante más de cinco horas, Micaela estuvo sometida a los dolores del parto natural y el tamaño del bebé dificultaba el nacimiento.

Finalmente, dio a luz. Al ver a su hijo, a quien puso el nombre de Joaquín, notó que lloraba pausado. También tenía dificultad para respirar. Pese a la advertencia, los médicos dijeron que todo estaba normal.

El 17 de septiembre, un día después del parto forzado, el bebé murió. El personal de la maternidad le dijo que Joaquín falleció de un paro cardiorespiratorio.

Micaela Vilchez denunció el caso en la comisaría de Moreno. Ella argumentó que estuvo en control todo su embarazo. Además consultó la opinión de otro especialista, quien considera que las dificultades que vivió durante el parto forzado pudieron causar daños al bebé.

Leer más de