Freepik

"Pensaba que no me podía pasar": Fue a revisarse un lunar y le dieron duro diagnóstico

  • Por Vladimir Núñez

Isser Nener es una mujer británica que cuando tenía un poco más de 20 años de edad, le detectaron cáncer de piel, diagnóstico que la sorprendió, debido a que pensaba que a la gente con piel negra u oscura no le podía dar este tipo de cáncer, provocado por la alta exposición a los rayos solares.

Según contó a la BBC Mundo, todo comenzó cuando un amigo le recomendó revisarse un lunar. "Encontré un pequeño lunar en la parte posterior de mi pierna. Estaba de vacaciones con un amigo y me dijo: 'Tienes que revisarte ese lunar'", señaló.

Creía no poder desarrollar este tipo de cáncer

"Así que fui al médico y me lo quitaron de inmediato. Una semana después me dijeron que tenía cáncer de piel. Sentí molestia y conmoción", agregó.

Fue en ese entonces, en que Isser se dió cuenta de que toda su vida había sido víctima de un mito que se ha perpetuado durante mucho tiempo, que es que las personas de piel negra no pueden sufrir cáncer de piel, ya que, los altos niveles de melanina los protegen del sol, lo cual es falso.

Al respecto, Isser explicó al medio citado, que "pensaba que si tienes la piel negra u oscura, no te puede dar (cáncer de piel) y que no necesitas usar protector solar porque sientes que estás un poco protegida. Pero obviamente, ahora lo sé, la piel es piel y puede darle cáncer".

Finalmente, cinco años después, de que le detectaran la enfermedad por primera vez, el cáncer volvió. "Afortunadamente, lo volví a detectar a tiempo y no tuve que someterme a ninguna quimioterapia. Solo tuvieron que extirpar uno de mis ganglios linfáticos", sentenció.

Leer más de