Cadena perpetua para primer soldado ruso juzgado en Ucrania por crímenes de guerra AFP

Cadena perpetua para primer soldado ruso juzgado en Ucrania por crímenes de guerra

  • Por Meganoticias-AFP

En desarrollo

¿Qué pasó?

Un tribunal de Kiev condenó este lunes a cadena perpetua a un soldado ruso de 21 años hallado culpable de crímenes de guerra, en el primer veredicto de este tipo en Ucrania desde el inicio de la invasión lanzada por Moscú el 24 de febrero.

¿Qué falló el juez?

"El tribunal halló que (Vadim) Shishimarin es culpable y lo sentenció a cadena perpetua", dijo el juez Sergiy Agafonov. Shishimarin, un sargento ruso, admitió durante el juicio que mató a un civil de 62 años en los primeros días de la ofensiva rusa en el noreste de Ucrania.

¿Qué planteaba la acusación?

Según la acusación, "él ejecutaba una orden criminal y era muy consciente de ello", lanzó uno de los fiscales.
El militar, que habló ruso durante la audiencia, estaba acompañado por una intérprete que traducía al ucraniano sus declaraciones y las de otros participantes.

también expuso que Vadim Shishimarin estaba al mando de una pequeña unidad dentro de una división de tanques cuando su convoy fue atacado. Con otros cuatro militares, robó un vehículo.

Estaban circulando cerca del pueblo de Shupakhivka, en la región de Sumy (noreste), cuando se cruzaron con un civil que iba empujando su bicicleta mientras hablaba por teléfono, antes de que Shishimarin lo matara de un tiro.

Lo que dijo su defensa

"Teniendo en cuenta todas las pruebas y testimonios, creo que (Vadim) Shishimarin no es culpable del crimen del cual es acusado. Pido que absuelvan a mi cliente", dijo Viktor Ovsianykov.

"Lo siento realmente", afirmó por su parte el soldado que mató a un civil de 62 años en el noreste de Ucrania el 28 de febrero.

"Lamento lo que hice", añadió el joven, de cabeza rapada. "Estaba nervioso en esa situación. No quería matar", dijo, y reiteró: "Quiero disculparme por lo que hice".

El abogado aseguró que su cliente no quería ejecutar la orden de disparar, aduciendo que en un primer momento no había obedecido. La defensa también subrayó que se había entregado voluntariamente a las fuerzas ucranianas y que no negaba los hechos.

Asimismo, el letrado afirmó que el soldado solo intentaba salvar la vida, y descargó la responsabilidad de lo que hizo en sus superiores.